Miércoles, 09 Septiembre 2015 09:48

Cuatro hermanos tan inteligentes como PICA se gestan en Nicobis

Escrito por
Emiliano Longo, productor de Nicobis. Emiliano Longo, productor de Nicobis. Joseph Art

 

Crecer para sobrevivir, la premisa de Nicobis, se pone en acción nuevamente. En los dos próximos años, la productora pretende ser reconocida como la Casa de la Tv Inteligente, con programas nuevos como Nave azul, Maldita Cenicienta, Banda ancha y La política no es mala palabra. Niños, jóvenes y adultos serán su nuevo público objetivo.

Mabel Franco / La Paz

Nicobis, la productora de PICA, afina cuatro proyectos mediáticos que prevé hacer realidad en los siguientes dos años. Si con el programa para adolescentes ha logrado interesar a niños, jóvenes y adultos, ahora son estos otros públicos el objetivo de desvelos y de una aspiración mayúscula: convertir a Nicobis en la Casa de la televisión inteligente.

Emiliano Longo, miembro de la productora familiar que fundaron Liliana de la Quintana y Alfredo Ovando y con cuya hija, Geraldine, está casado, se apresta ahora a tocar puertas de auspiciadores que, confía, han de ser tan inteligentes como para no dejar ir la oportunidad de poblar la televisión boliviana con programas de calidad. Si su intuición es correcta, pronto será innecesario marchar contra la Tv Basura: bastará con cambiar de canal para encontrarse con su opuesto.

¿Se puede afirmar que PICA (Programas Inteligentes con Adolescentes) es un programa exitoso?

Ahora sí. Cuatro años después de su nacimiento, se puede decir que sí.

Exitoso ¿por la llegada a la gente? ¿monetariamente?

Sigue vivo y eso es un éxito porque ha crecido y no ha muerto en ese intento de crecer. De ser sólo un programa de televisión se ha ido convirtiendo en un transmedia. Por tanto, funciona, da réditos y tiene esperanzas de seguir. Cada día recibimos mensajes de la gente ponderando lo que hace PICA. Que el Ministro de Educación se tope con nosotros en la Feria Internacional del Libro y nos diga “tengo una deuda con ustedes”, quiere decir algo… “Páguela, señor Ministro” (risas). Es decir, hoy podemos decir que somos una referencia de algo distinto a la televisión basura. Cuando se habla de ésta, siempre hay alguien que comenta que hay un programa de ocho minutitos que podría salvarse. No sé si sea tan bueno, pero no es basura y es cien por ciento boliviano.

Por lo que cuentas, Nicobis, en lugar de recortar gastos y aspiraciones, como sería lo lógico a la hora de sostenerse con un proyecto no comercial, ha optado por crecer. ¿Cómo se explica?

Nuestra estrategia con PICA fue “crecer para sobrevivir”. Es decir, ofrecer más a fin de poder ser más atractivos para el público y los auspiciadores comerciales, institucionales y espirituales. Nos dijimos: el programa de televisión puede ser también radial, y podemos hacer una revista digital e impresa; por qué no también elaborar material educativo que se pueda usar en los colegios, y qué tal un videojuego inteligente sobre temas que aborda PICA, y cómo no ir a los colegios para hablar y mostrar el material, etc. Es así, con una estrategia de 360 grados, como todo se fue haciendo mucho más grande. Cuando creces, se necesita más gente, con más gente es posible ampliar la oferta, se genera por ende mayor demanda y hay más futuro. Crecer para sobrevivir.

Y ahora se va por más.

Queremos aplicar la estrategiaque funciona con PICA a Nicobis, de manera de crecer hasta convertirnos en la Casa de la televisión inteligente. La primera casa, pues soñamos que surjan iniciativas con este objetivo en todo el país, que otros productores se atrevan.

Se suele decir que no hay programas inteligentes en la televisión porque la gente quiere solamente entretenerse. ¿Qué opinas?

Tenemos cuatro años de razones para afirmar que no es cierto. A un público de 11 a 17 años le hablamos de economía, política, sexualidad… temas duros. Cuando lo planteamos, nos decían que estábamos locos. Lo que sucede es que se confunde inteligente con aburrido; en PICA ofrecemos los contenidos de manera entretenida y lo que sabemos es que la gente que te sigue es tan fiel que te va a salvar, te va a sostener aunque no quieras. El público desea cosas hechas aquí; el enlatado tiene su encanto, pero queremos vernos a nosotros mismos, pues el espejo es más bonito. La gente no te dará dinero, pero su fidelidad es enorme, como nos pasó con PICA la vez que, al cabo de un año, no teníamos dinero para seguir y los espectadores inundaron de cartas al canal.

¿Qué opción tendrán los productores externos a Nicobis de entrar en la casa de la televisión inteligente?

La puerta está abierta.

Hablemos de los hermanos de PICA. ¿Cuál es el primero?

No sabemos si se llamará La casa azul o La nave azul. Los niños son el público objetivo y dos de ellos conducirán el programa; en cada capítulo salvarán lo que les parezca más interesante de Bolivia antes de que desaparezca. Se hablará de cultura, de música, etc. Será una forma de vernos a nosotros mismos.

Mucha gente que ve PICA es adulta; ¿hay algo para este público en particular?

Banda ancha, programa dirigido a personas desde los 12 años hasta el infinito. Pretendemos investigar, ordenar y ayudar a la gente a encontrar la oferta de autoformación a la que es posible acceder gracias a internet. Hay muchísimo conocimiento de alto nivel y de acceso gratuito o barato que la gente no sabe que está ahí. Si la Tv pasa videos chistosos de YouTube, por qué no ofrecer este otro material, también de manera entretenida.

¿Y el tercer hermano?

Es una idea de Denisse Arancibia, ejemplo de que productores de fuera son bienvenidos. Se llama La maldita Cenicienta, en formato internet, corto, en el que chicas hablan de sexualidad de manera interpeladora. Ciertamente, esa maldita Cenicienta nos puso encima cargas no sólo a las chicas, también a los chicos.

Cultura, educación, sexualidad… sólo falta política...

Y política tendremos. El programa que muy probablemente se llame La política no es mala palabra está pensado en los jóvenes y en cada sesión iremos abordando conceptos, informando sobre política internacional, nacional, etc. Nos interesa hablar con juventudes de organizaciones, de agrupaciones políticas, todo para entender e involucrar a la población, no espantarla sino atraerla para que sea más responsable. No vamos a ser expertos sentados en una mesa, sino jóvenes abordando los temas de manera ágil.

Hoy, día de esta entrevista, habrá marchas contra la Tv Basura (*). ¿No les da miedo en Nicobis la competencia de esa televisión tan presente en Bolivia y tan respaldada por la publicidad?

Por ahí morimos… (risas) no, en verdad yo creo que se puede ser productor inteligente sin morir en el intento. Por otro lado, yo no puedo decir que programas como Jugados o Calle 7 son basura; pero sí puedo plantear que lo que hacemos es inteligente y batallar en ese sentido: para ofrecer a los canales productos de calidad y, como ya dije varias veces, entretenidos. Por supuesto, sería ideal que una ley de medios haga lo suyo, y que los anunciadores, institucionales y de responsabilidad social de las empresas se animen a apoyar otros proyectos. Las ONG, como nunca antes tienen pocos recursos y deben usarlos sabiamente.

¿No lo hacen?

No. Tienen que migrar del “espotsito” ñoño y sobreactuado con el que hablan, por ejemplo, de trata y tráfico y que cuesta como cien mil dólares producir y difundir, sin ningún resultado efectivo. ¿Por qué no invertir en programas que van a sembrar la temática de mejor manera? Lo mismo va para los comunicadores de empresas, instituciones, ministerios: deben usar mejor el dinero y no lo harán en tanto repliquen campañas ochenteras y noventeras, costosas e inútiles, o desayunos con la prensa que no inciden en nada. Denme los cien mil dólares y yo haré no dos spots sino dos años de programa. Si no hay televisión inteligente es porque esa gente no usa bien su dinero.

Define inteligente, por favor.

Por una parte, usar la menor cantidad de recursos para obtener el mayor impacto. Pero, por otra y desde la experiencia de PICA, tiene que ver con información diversa con la que moverse por el mundo ofrecida de manera entretenida y con conocimiento del público. Sabemos que los niños buscan complicidad y que a los adolescentes les atrae el vértigo, la irreverencia, bordear los límites. De eso se trata: de conocer y respetar al público.

¿Y la estrategia de 360 grados?

Significa no usar una sola ventana sino muchas. Nunca sabes por cuál te van a mirar, además de que esas ventanas se alimentan mutuamente y una te lleva a la otra.

(*) La marcha contra la Tv basura convocada en La Paz Santa Cruz y Cochabamba para el viernes 4 de septiembre no se realizó por falta de gente.

Leer también:

Noticieros para la niñez: la información los hace libres

Visto 2965 veces Modificado por última vez en Jueves, 10 Septiembre 2015 11:31
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc