Imprimir esta página
Lunes, 06 Abril 2015 16:43

Alto Beni markan jach’a jawirar challwa katur saraña

Escrito por

Aymara

Alto Beni markan jach’a jawirar challwa katur saraña

Yaqhipachanakax challwax chakantañ yati, jumax uka chankantatäk ukatx achurayañamawa. Ukampis kunapachati atipt’äwayxatam ukhax jan wali challwa katur uñjaytamxa. Uka challwax wasitampiw kutt’aniri, jumax anzuelo ukxa wasitampiw jaqt’añama.

Percy Quispe Valero, ingeniería de alimentos, “Tupak Katari” Jach’a yatiqañ utan yatiqiriwa

Nayax norte de La Paz, municipio Alto Beni, uksatwa jutta. Jichhax Indígena Boliviana Aymara “Tupak Katri” Jach’a yatiqañ utan yatiqaskta.

Alto Beni markax junt’u markawa, wali jiwakirakiw uksan jakasiñaxa. Nayax sapa   samarañ pachanak utjkitu ukhaw markajar sarawayañ yatxa, ukatx jawiraruw challwa katur sarirïtxa. Aka qhipa samarañ pachansti, jilajampiw jawirar challwa katur sapxta, ch’umi taypinjamaw jawirar puriñkam sarapxta.

Jawir thiyanx jach’a qalanakan muyuntata ukhamaw jikxatasipxta, uka jawir taypinaw challwanakax jikxatasi. Jawiranjamaw tuyus ch’allataypinjam sarpxta, kawkhanti challwax katuñatak utjki, kawkharuti challwa katurik purkix ukharuw puripxta.

Challwax 17:00 pachat 20:00 aruma pachakamaw katuña. Anzuelo ukwa antutjañama ukax motacú ukan jathapar uñtat carnada satäk ukanakaniwa. Palmera ukax oriente uksanx wali uñt’atawa, ukatx llamp’u chuymamapiw challwan p’atantañap suyt’añama. Nayrïr jiyt’äwirux walpun suyt’aña; kunapachati payïrkut jiyt’ki ukhakiw ch’amamp jaqt’añama, ukat jakirikikasmas ukhama. Presa ukwa jawïrthiyar qatatsuñama, kunapachati mayitak ukan jikxataski ukhax janiw kamsañ atkatati.

Yaqhipachanakax challwax chakantañ yati, jumax uka chankantatäk ukatx achurayañamawa. Ukampis kunapachati atipt’äwayxatam ukhax jan wali challwa katur uñjaytamxa. Uka challwax wasitampiw kutt’aniri, jumax anzuelo ukxa wasitampiw jaqt’añama.

Qhipkuti jilajamp challwa katur sarapkt ukhax walja uñt’at jan uñt’at challwanak katsupxta: suche, tigre, plateado, mojarra, machete challwanaka.

Arumaxipansti, utaruw kutt’awayxapta. Inalmamas akhullkatata, cigarro ukas apt’asita ukhamaw mäk sarantapxta, ch’amakanx jisk’a chhichhillankhanakax waliw makhatasi. Lintirinax ch’amakan sarnaqañatakix askiwa. Kawkhanjamti sarapkayat ukanjamaw kutt’awayapxta, quqanakas walipuniw uksar aksar khiwinkipxi, jan uñt’at uxurinakaw ist’asïna; lechuza ukat ch’umin jakasir urpilan arunakap ist’asax ñik’utas sayarasiwa. Laqapiniw sarapxta niyas quqanakax katuntapkitaspa ukham amuyasa. Uka sarnaqäwijax amt’askayatakiwa, chika thakhinktä ukhaw jallus purxatanïri, ukatx jumax ukhampachas challwas wayt’at umas ch’aqarkir sarantaskaktwa.

Mamajax suyt’asipkitutuwa, ukax nänakarux wali kusisiyapxitäna, qhipurux wila masitakix mä aski qhara manq’aw suyt’ataski. ¡Jumanakax ukjam jakäw uñjt’irix sarawayapxasmawa!

Castellano

La aventura de ir de pesca en Alto Beni

Hay ocasiones en las que el pez suele atorarse y tú, haciendo malabares, debes desengancharlo. Esto te hace ver como un mal pescador. Peor si se te escapa. Pero pasa pronto, pues vuelves a lanzar el anzuelo.

Percy Quispe Valero, estudiante de ingeniería de alimentos, Unibol TK

Vengo del municipio de Alto Beni, al norte de La Paz. Estoy estudiando en la Universidad Indígena Boliviana Aymara Tupak Katari, en la región andina del departamento.

Alto Beni es una zona cálida y muy hermosa para vivir. Cada vez que tengo vacaciones me voy para allá, y me uno a la costumbre familiar de ir de pesca a los ríos. La última vez me fui con mis hermanos por una senda en el bosque que no es un camino y que obliga a caminar sintiendo el roce de las hojas y a pasar por quebradas hasta llegar al río.

Ya en la orilla, nos vimos rodeados de enormes piedras y frente a pozas de agua donde abunda el pescado. Nos fuimos río arriba, nadando, pasando por arenales, hasta encontrar el lugar adecuado, uno por donde nadie trajina y que sólo un pescador es capaz de encontrar y apreciar.

Entre las 17.00 y las 20.00 se puede pescar. Sueltas el anzuelo que tiene como carnada las semillas del motacú, una palmera del oriente del país, y esperas pacientemente a que el pez muerda. Hay que estar atentos al primer jalón de la lineada; cuando el animal pica, esperas; la impaciencia te mata pero sólo al segundo jalón tiras con fuerza, como si de eso dependiese tu vida. Arrastras la presa a la orilla y lo que sientes al sacar el primer pescado es algo único, indescriptible.

Hay ocasiones en las que el pez suele atorarse y tú, haciendo malabares, debes desengancharlo. Esto te hace ver como un mal pescador. Peor si se te escapa. Pero pasa pronto, pues vuelves a lanzar el anzuelo.

Con mis hermanos, la última vez sacamos muchos peces, desde los muy conocidos hasta algunos muy raros: suche, tigre, plateado, mojarra, pez machete…

Llegada la noche nos dispusimos a volver a la casa. Con el boleo de coca en la boca y el cigarro en la mano se logra avanzar sin cansarse y ahuyentando a los mosquitos que atacan en la oscuridad. Las linternas ayudan. Emprendimos la marcha por el mismo camino de la ida, sintiendo ahora que los árboles se movían, que sonidos extraños nos perseguían; el canto de la lechuza y la paloma de monte hacen que se te erice el pelo. Caminamos más rápido imaginando que las ramas nos agarraban. Esa vez nos pasó algo muy grato para cuando estás en el bosque: a medio camino te sorprende la lluvia y tú avanzas con el pescado en la mano, sintiendo las gotas refrescantes en el cuerpo.

Mi mamá nos estaba esperando y esto nos inundó de felicidad al saber, como sabemos, que a la mañana siguiente nos esperaría un desayuno riquísimo, saboreado en familia. ¡Tendrían que vivirlo!

Visto 2816 veces Modificado por última vez en Jueves, 09 Abril 2015 10:04
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

Artículos relacionados (por etiqueta)