Imprimir esta página
Lunes, 05 Mayo 2014 13:28

La Revolución de los meñiques

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

La ciudad de los anillos, el crisol de Bolivia, la ciudad jardín, la emblemática hospitalidad cruceña, todas características atribuidas a Santa Cruz de la Sierra y su gente… en el pasado. La ciudad pujante del oriente boliviano tiene muchas cifras negativas en cuanto a convivencia urbana; para verificarlo basta ver los resultados de la Primera encuesta de cultura ciudadana llevada a cabo por Captura Consulting en 2013.

Rocío Recalde / Santa Cruz

 

https://www.facebook.com/jigote

https://www.facebook.com/groups/patotajigote/

https://twitter.com/RevJigote

https://www.youtube.com/user/revolucionjigote

http://blog.jigote.com/

 

Este estudio realizado para Revolución Jigote es la línea de base de los indicadores que se irán monitoreando cada año. El estudio de opinión se basa en la medición de 18 aspectos de la convivencia urbana de Santa Cruz de la Sierra, la cual ha derivado en la construcción del primer Índice de Cultura Ciudadana.

La causa

Revolución Jigote es una campaña de formación ciudadana con un horizonte de 10 años, impulsada por la sociedad civil. Busca una mejor convivencia en la ciudad, desea a través de la educación y el humor, formar ciudadanos mejor informados de sus derechos, ciudadanos más amables y comprometidos. ¿Cuál es la causa que defiende Revolución Jigote?: lograr en bollo una ciudad donde sea más fácil ser feliz.

Tres palabras definen la “filosofía Jigote”: Sonreí, respetá, cuidá. Así, con acentos, recuperando el conocido “voceo” del hablar camba. Sin embargo, a pesar de los temas regionales y locales que esta campaña de formación ciudadana aborda, las redes sociales se han encargado de “pasar la voz” al resto del país, que no dudó en apropiarse de varios de sus principios. En La Paz, por ejemplo ya existe un grupo en Facebook que se ha sumado a monitorear temas específicos como el tráfico y la basura bajo el nombre de MOJIGOTES EN LA PAZ https://www.facebook.com/groups/393757940741610

Lo cual nos lleva de nuevo a los nombres, ¿Por qué Revolución Jigote? ¿es por la empanada? ¿Por qué Jigote y Mojigote? ¿es por monigote?. Tomando en cuenta el carácter de irreverencia que caracteriza la campaña, su grupo en Facebook lo describe así: “No existe una explicación razonable para el nombre de nuestra campaña. Buscábamos una palabra que NO signifique “buen ciudadano”, porque queríamos construir este significado de manera colectiva, como de hecho está sucediendo ahora”.

Y es cierto, las palabras “Jigote”, “Mojigote” y la filosofía “hacerlo en bollo es más fácil”, quedan explicadas en el video del Manifiesto Ciudadano lanzado el primer día que la campaña vio la luz pública. Para eso recurrieron nuevamente a las redes sociales, a YouTube. Su canal Revolución Jigote tiene cerca de 1.000 seguidores y, entre todos los videos que se han compartido desde esa plataforma, el más popular, sin duda, es éste con más de 53.000 reproducciones.

¿Quién está detrás de la Revolución Jigote?

En su página en Facebook, también responden a esta pregunta: “Detrás de la Revolución Jigote: nadie. Delante, todos”.

Ingeniero de sonido, padre, guitarrista de heavy metal, uno de los creadores del movimiento ciudadano Revolución Jigote y su actual coordinador, José Antonio Prado, pondera el uso de las redes sociales para haber formado una patota de voluntarios de la nada. Un ejército, dice, que no tiene que ver con jerarquías y con mandos, pero que está armado de deseos para hacer de Santa Cruz un lugar más habitable. Aquí, José Antonio Prado, contesta algunas de las preguntas de La Pública:

¿Qué motiva la creación de Revolución Jigote?

Diagnósticos urbanos de la última década en Santa Cruz de la Sierra identifican machaconamente un muy bajo nivel de cultura ciudadana como origen de muchos de los problemas urbanos.

Sin embargo nadie, salvo el Centro de Estudios para el Desarrollo Urbano y Regional (Cedure), con su Programa de Formación Ciudadana, se atrevió a tomar el toro por las astas. Lo natural hubiese sido que el Gobierno Municipal tome esos estudios y propuestas e implemente una Secretaría de Cultura Ciudadana, como se propuso en el último Foro Urbano para la Planificación Estratégica de Santa Cruz, pero como diferentes ejecutivos ediles han declarado en diferentes ocasiones, no consideran que ésa sea una responsabilidad municipal (la última vez que se habló del tema con la Alcaldía, el Oficial Mayor Adjunto de Desarrollo Humano dijo, en una reunión convocada por la Revolución Jigote para analizar en conjunto la primera encuesta sobre Cultura Ciudadana, que ése es un tema de cada familia y que en todo caso, la tarea correspondería al Gobierno Nacional, es decir, al Ministerio de Educación).

Ante este escenario, y habida cuenta de que la población, según las encuestas de los políticos, está muy satisfecha con ese tipo de gestión municipal "obrista" y desentendida del rol pedagógico de la ciudad, por lo que se prevé su continuidad ad infinitum, distintas organizaciones y profesionales particulares decidimos actuar desde la sociedad civil. El objetivo grande a la vista es elevar de manera significativa el nivel de cultura ciudadana en un período de 10 años, con la hipótesis de que no sólo la calidad de la convivencia urbana mejoraría, sino que una ciudadanía informada de sus derechos y responsabilidades, será capaz de elegir mejores servidores públicos y, de hecho, generar entre sus filas mejores políticos y funcionarios.

¿Quiénes conforman Revolución Jigote y cuál es la diferencia entre el Ejército Jigote y la Patota Jigote?

La Revolución Jigote está coordinada y dirigida desde el Programa de Formación Ciudadana de Cedure: hacemos uso de sus oficinas, nos tomamos su café y nos reunimos en su apretado patio. El núcleo duro de RJ lo conformamos mi persona en la dirección general, Federico Morón como director creativo, Bruna Pellegrini en la coordinación general y Victor Ugarte en la producción audiovisual. El resto de los roles y funciones los cumplen personas, organizaciones y empresas que creen en el proyecto y aportan de manera específica en iniciativas concretas. Así, hemos tenido el aporte imprescindible de la Universidad Privada (UPSA), con valiosos pasantes y con su hospitalidad para talleres y capacitaciones; agencias publicitarias como Rock and Roll, que nos enseñaron a diseñar estrategias de comunicación; profesionales de nivel internacional, como el talentoso Roberto Unterladstaetter, que diseñó la identidad visual de Revolución Jigote; músicos como Animal de Ciudad, Los Salmones, Doble A, Fiesta Cuetillo, el Parche, la Maga, que ponen su talento a disposición de la campaña cada vez que hace falta… en fin, son varios centenares de personas cumpliendo roles grandes y pequeñitos, todos igual de importantes, sobre todo porque creen en el proyecto.

La "Patota Jigote" es el nombre del grupo de Facebook que usamos para coordinar actividades con los voluntarios e informarles lo que se está preparando. Este grupo está activo y es muy bonito.

La historia del "Ejército Jigote" es otra, y en realidad ese nombre era una enorme ironía porque el grupo lo creamos hace como dos años, cuando apenas éramos cuatro personas. Para sentirnos aún más ridículos, nos pusimos ese nombre ampuloso y sobredimensionado: nos burlábamos de nosotros mismos. Con el tiempo, y sobre todo cuando preparábamos esa irritante fase de expectativa en las redes sociales, el "ejército" sirvió para coordinar la gran confabulación inicial y llegó a tener varios cientos de personas. Insisto, no tiene nada que ver con un ejército de verdad (no somos ni organizados ni verticalmente jerárquicos), sino que nos estábamos burlando de lo escuálido de nuestro equipo inicial.

¿Por qué usar redes sociales en internet? ¿Funciona? ¿cómo miden los resultados?

No habría Revolución Jigote sin redes sociales en internet. Creo que no necesito recordar las bondades de este medio que ha democratizado la comunicación de una forma gigantesca, aún cuando el acceso a internet no es lo suficientemente democrático. En la primera fase de la campaña medíamos mucho lo que pasaba en las redes sociales, porque estábamos muy nerviosos sobre cómo nos iba a recibir la gente. Incluso llegamos a tener un equipo de voluntarios y voluntarias que se dedicaban exclusivamente a monitorear —con herramientas específicas— la retroalimentación en las redes. Los informes de ese equipo nos demostraron con números lo que en nuestra percepción subjetiva estaba viéndose: que a la gente le parecía muy bien la iniciativa, y que sintonizaba con nuestros principios y nuestra estrategia de buscar conformar "el bollo" que comience a transformar la ciudad.

¿Cuáles han sido los mayores logros identificables de este primer año? ¿Y las derrotas?

"Derrota" no está en nuestro diccionario, pero la principal dificultad que nos hemos encontrado es la de la sostenibilidad económica: el desafío de impulsar esta campaña de 10 años desde la sociedad civil descansa en la confianza de poder despertar el sentido de "Responsabilidad Social" de empresas e instituciones, y aunque creemos que vamos por buen camino con las fórmulas que estamos explorando, todavía sufrimos por los números rojos, poniendo plata de nuestros bolsillos y sobrecargando de trabajo al poco personal fijo que conforma la iniciativa.

No nos hemos sentado aún a evaluar los logros, pero creo que el mayor de ellos es justamente el "feeling" que se ha conseguido de parte de ciudadanía e instituciones: un nivel de desconfianza prácticamente nulo y un entusiasmo por sumarse y ser parte que es realmente estimulante. Alianzas sumamente productivas se han cristalizado en estos meses, y pretendemos cuidarlas y alimentarlas. 

¿Cuál es el futuro de Revolución Jigote en Santa Cruz y, si cabe, en el resto del país?

Nunca estuvo previsto que Revolución Jigote saliera del municipio cruceño, pero no tomamos en cuenta que las redes sociales no conocen fronteras, así que muy rápidamente hemos estado recibiendo la exigencia de otras ciudades del país de crecer para incluirlas. Lo que pensamos hacer, si ese interés se mantiene, es organizar en algunos meses un gran encuentro nacional con todas las organizaciones de las ciudades interesadas en implementar la Revolución Jigote, para transferirles la metodología para el desarrollo del diagnóstico participativo de cultura ciudadana de cada urbe, y el resto de "trucos" que hemos ido aprendiendo, para que sean las propias y respectivas sociedades civiles las que implementen la campaña, en coordinación con nosotros, pero con autonomía.

Visto 4702 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Diciembre 2014 17:56
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

Lo último de La Pública

Artículos relacionados (por etiqueta)