Jueves, 08 Octubre 2015 19:27

En La Paz se alían activistas y autoridades en favor de los animales abandonados

Escrito por

Los animalistas se encargan de buscar hogares para los perros o gatos que son abandonados en la antigua perrera municipal, donde actualmente se construye la Casa de la Mascota. La Paz es el tercer departamento con mayor índice de población canina, luego de Cochabamba y Santa Cruz, donde las autoridades ediles poco o nada han avanzado para controlar la proliferación de perros, la mayoría de los cuales terminan en las calles.

Carla Hannover / La Paz

La madrugada del 6 de agosto, día festivo en el Estado Plurinacional, Ana Serrano recibía la llamada de auxilio de funcionarios de la alcaldía paceña. “Un deslizamiento en la zona de Caliri -ubicada al sur de la ciudad- ha dejado a tres familias sin hogar y en una de las viviendas habitaban 11 perros. No sabemos qué hacer con ellos, quieren que apliquemos la eutanasia...”.

¿Eutanasia? Como si de una palabra mágica se tratara, de inmediato Serrano convocó a los voluntarios de la asociación Amor por los Animales Bolivia (APLAB) para pedir cobijo, ya que al igual que sus dueños, los perros habían caído en desgracia. “Nos llevamos a ocho, la Alcaldía nos ayudó con la esterilización de todos ellos y nosotros pusimos los medicamentos, las casas y la comida para su manutención. Los otros tres canes fueron alojados por los voluntarios de Sava, otra organización que también trabaja por los animales”, cuenta la activista que lleva más de una década buscando una segunda oportunidad para perros y gatos abandonados.

lp Deslizamiento

Activistas de APLAB rescatan a los perros del deslizamiento de Callapa Foto: APLAB

Hace casi dos años, en un ejemplo que podría parecer difícil de replicar, animalistas y autoridades municipales han iniciado una alianza “con el fin de velar por el bienestar de las mascotas”, cuenta Serrano. El trabajo conjunto, sin embargo, se ha hecho más evidente este 2015, ya que hace unos meses el espacio donde se hallaba la nefasta perrera municipal es intervenido con miras a que se convierta en la Casa de la Mascota que abrirá sus puertas el próximo noviembre. Esto obligó a los funcionarios ediles a solicitar formalmente la colaboración de los grupos de activistas para gestionar la adopción de los animales que son abandonados por sus dueños o que nacen en las calles, de manera que se evite su matanza.

Zoonosis ya no debería recoger perros de la calle en vista de que no tiene lugar donde llevarlos, pero hay gente que va a la perrera y abandona allí a sus mascotas. A veces son las juntas vecinales las que solicitan al municipio que recoja algunos perros que resultan incómodos para el barrio”, explica Serrano. “Nosotros no estábamos de acuerdo con el trato que se les daba en la perrera, mucho menos con la eutanasia que también aplicaban con perros y gatos que no eran adoptados. Los tenían hacinados en jaulas casi al aire libre, algunos canes enfermos y durmiendo sobre sus heces… todo esto nos llevó a acercarnos a la Unidad de Zoonosis para brindar nuestra colaboración en la medida de nuestras posibilidades”. Serrano considera que ya es tiempo de que tanto ciudadanos como funcionarios ediles entiendan que los animales también sufren, sienten frío, miedo y tristeza. “Esperamos que con la remodelación de la perrera haya también un cambio en el trato y la actitud hacia los animales”.

lp Casamascota1

La Casa de la Mascota se construye en los predios de Zoonosis, ubicada en Bajo San Antonio Foto: GAMLP

Esta transformación “comenzó al año pasado (2014), cuando se vio la urgente necesidad de remodelar la antigua perrera”, , explica Roger Tapia, secretario Municipal de Salud y Deportes del municipio. Es cierto que “antes teníamos capacidad para 50 o 60 canes; pero estaban en muy malas condiciones. Lo que se busca aquí es aportar al desarrollo integral de los animales”. Al menos, de los que tengan la suerte de caer en este recinto, pues se calcula que en La Paz y El Alto hay 600.570 canes que se presume viven en ambas urbes (más de la mitad en El Alto).

La Paz y El Alto ocupan el tercer lugar en lo que se refiere el índice de población canina. Según datos del Ministerio de Salud, el departamento con mayor población es Cochabamba con 720.000 canes con dueños, y luego está Santa Cruz con 645.140. Otra forma de medir la sobrepoblación es que en La Paz por cada cinco habitantes hay un can.

Esterilización: la base del control de la población canina

lp zoonosis

Uno de los canes rescatados de Callapa es esterilizado en la unidad de Zoonosis, de La Paz Foto: Cortesía Ana Serrano

“En el caso de La Paz y El Alto, el 90% de perros o gatos está en las calles y la mitad de ese porcentaje son hembras”, explica Serrano, quien junto a sus compañeros lleva adelante en coordinación con la Alcaldía paceña campañas de esterilización, principalmente en los Barrios de Verdad que se encuentran en la periferia. “La Alcaldía nos presta sus casas distritales y colabora con la difusión de la campaña, el resto corre por nuestra cuenta. A la fecha hemos esterilizado casi un centenar de perros por precios que no superan los 30 bolivianos”.

Tanto los activistas como los funcionarios ediles han comprendido que la única manera de controlar la creciente población de canes callejeros es concienciando a la población sobre la tenencia responsable de mascotas y por sobre todo esterilizándolos. Por ello, en la Unidad de Zoonosis que administra la perrera, se atienden únicamente solicitudes de esterilización. “Estamos muy agradecidos con los activistas, pues su colaboración ha resultado valiosa para el municipio. Sin embargo, pedimos a la ciudadanía mayor responsabilidad para con sus mascotas”, agrega Tapia, quien explica que, además de la construcción de la Casa de la Mascota, desde la Alcaldía también se está trabajando en la elaboración del Plan de Desarrollo Integral del Animal, en el que se normará la tenencia responsable de mascotas en la ciudad.

Sumado a ello, en una segunda fase del proyecto, en 2016, se prevé la construcción de salas de rayos X y de laboratorio, pero además la creación de brigadas de protección animal y de esterilización que recorrerán las calles paceñas. Por último, el alcalde Revilla comprometió también la creación de la Defensoría de los Animales, en el marco de la Ley de Defensa y Protección de Animales aprobada en junio de este año. “El objetivo es garantizar un buen trato a las mascotas”.

En la Unidad de Zoonosis, que administra la perrera, actualmente atienden únicamente solicitudes de esterilización. “Estamos muy agradecidos con los activistas, pues su colaboración ha resultado valiosa para el municipio. Sin embargo, pedimos a la ciudadanía mayor responsabilidad para con sus mascotas”, agrega Tapia, quien explica que, además de la construcción de la Casa de la Mascota, desde la Alcaldía también se ha  estado trabajando en la elaboración el Plan de Desarrollo Integral del Animal, mediante el cual se normará la tenencia responsable de mascotas en la ciudad.

La casa, aplausos y críticas

“Ésta es una obra esperada por mucho tiempo en la ciudad por quienes desean un mejor trato para los animales”, expresó el alcalde Luis Revilla, a principios de agosto, cuando se iniciaron los trabajos. El albergue tendrá capacidad para alojar de 50 a 60 perros y alrededor de 30 gatos.

Activistas como Serrano aplauden la obra, aunque Susana Carpio, cabeza de Animales SOS, organización pionera en la defensa de estos seres, es bastante escéptica. En su programa de radio “La asamblea plurianimal”, que se difunde por radio Deseo, Carpio dijo que la casa “es una curita para el cáncer” que es el abandono y maltrato en La Paz. Según esta mujer, en La Paz hay 1 perro por cada 4 habitantes, cuando lo ideal es que la relación sea de 1 por cada 10, de manera que hay 6 canes que sobran por habitante, los cuales están en situación de abandono. “La casa colapsará rápidamente: si no se elimina a los canes, se cerrará las puertas para la llegada de otros”.

La Casa de la Mascota, ubicada en la Bajo San Antonio (ladera este de La Paz), tendrá tres unidades especiales: una, de consulta ambulatoria con consultorios veterinarios, una peluquería y otra de exposición de canes en adopción; otra será la de cirugía, la que contará con dos quirófanos, y una tercera tendrá los caniles para los animales en observación. Todos estos ambientes se construyen en un área de 450 metros cuadrados.

¿Cómo se procederá con los animales que lleguen a esta casa? “Se busca mejorar la calidad de la atención y de la vida de los animales”, dice Tapia, así que “aplicaremos la eutanasia únicamente en casos en los que el animal  esté con una enfermedad terminal o muy lastimado y esté sufriendo. Para el resto, impulsaremos los programas de adopción”. Y qué pasará con los perros o gatos no adoptados. “Haremos todo lo posible por tenerlos el mayor tiempo posible. Sin embargo, confiamos en que haya buenos vecinos que se los llevarán”.

Para la construcción de la Casa de la Mascota, la Alcaldía invirtió cerca de 1,8 millón de bolivianos. Los trabajos debían iniciarse a principios de año; pero arrancaron sólo el 8 de agosto “Si no tenemos retrasos, estimamos que abrirá sus puertas en noviembre de 2015”, explicó el funcionario edil. Una segunda fase del proyecto se complementará con servicios de laboratorios y rayos X, unidades importantes para la clínica.

El día que comenzaron las obras, Revilla comprometió también la creación de la Defensoría de los Animales, en el marco de la Ley de Defensa y Protección de Animales aprobada en junio de 2015: “El objetivo es garantizar un buen trato a las mascotas”.

En 2016, añadió la autoridad, “prevemos constituir una brigada de protección y rescate animal, de tal forma que todos podamos garantizar no sólo un buen trato y protección, sino también enseñar a los paceños y paceñas responsabilidad respecto a la tenencia de los animales”. Comprometió también brigadas móviles de esterilización, “una de las tareas más importantes en el municipio para controlar el crecimiento de la población canina”.

Volver al artículo principal
Visto 2536 veces Modificado por última vez en Sábado, 10 Octubre 2015 21:20
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc