Imprimir esta página
Domingo, 04 Octubre 2020 17:07

El modelo económico actual alienta al extractivismo y afecta a indígenas

Escrito por Miriam Telma Jemio

Los mayores problemas ambientales en Bolivia tienen que ver con las actividades mineras e hidrocarburíferas que están enmarcadas en un modelo económico basado en la explotación de los recursos naturales.

Ante la necesidad de contar con más ingresos económicos, el anterior gobierno abrió la puerta de las áreas protegidas y los territorios indígenas a las actividades extractivas, a pesar de que las normas no lo permiten. Así afectó los derechos de las poblaciones protegidas por la Constitución boliviana y convenios internacionales, por considerarlas vulnerables.

La deforestación para la ampliación de la frontera agrícola a favor de la agroindustria y la ganadería está entre los problemas ambientales más profundos del país, motivo por el que sectores de la población como activistas, investigadores, ONG y organizaciones han pedido la abrogación de las normas observadas tras los incendios que arrasaron más de seis millones de hectáreas de la Chiquitanía en 2019, entre bosques y pastizales.

Los grandes proyectos para la generación de energía a través de megahidroeléctricas y la introducción de nuevos eventos de transgénicos también son problemas que se espera sean abordados por el nuevo gobierno que debe ser elegido hasta septiembre de este año.

 

Minería e hidrocarburos

La actividad minera es una de las más contaminantes. La minería tradicional no solo dejó por décadas pasivos ambientales, sino que aún no ha logrado minimizar el impacto ambiental de esta actividad desarrollada por la empresa privada y también por el Estado.

Los departamentos de Potosí y Oruro son los más afectados, pero también parte de Chuquisaca y Tarija; y trasciende hacia la Argentina y Paraguay. Preocupa, además, su impacto sobre cuerpos de agua como pasa con el lago Poopó.

Sin embargo, la minería aurífera es la que más inquieta a expertos, ambientalistas e indígenas por la creciente contaminación con mercurio que deja en ríos, sobre todo en la región amazónica.

“Algo que nos ha llamado bastante la atención, en años recientes, es la minería aurífera. El sector minero que más ha crecido en los últimos años es la minería aurífera. Se ha empezado a concentrar en determinadas zonas del norte de La Paz y del Beni, y en los municipios de San Ramón, en Santa Cruz”, hace notar Óscar Campanini, director del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).

El impacto es importante porque se ha intensificado sobre todo la explotación del oro en los ríos, generando contaminación con mercurio. En datos de 2016 del Ministerio de Medio Ambiente, se puede observar que la producción de oro es responsable del 47 por ciento de las emisiones de mercurio.  

En los últimos años, el crecimiento de la minería aurífera ha derivado en el incremento de las importaciones de mercurio.

“Bolivia –dice Campanini– es actualmente el segundo importador más importante de mercurio del mundo. Eso nos da una idea de las condiciones de salud de las poblaciones, donde se concentra la explotación aurífera”.

“El año pasado me he hecho un análisis de mercurio y estoy por encima de lo permitido. Yo no soy una persona que consume constantemente pescado, pero por el nivel de mercurio que tengo en el cuerpo debo dejar de consumirlo”, cuenta la indígena uchupiamona Ruth Alípaz, lideresa de la organización de indígenas afectados por los megaproyectos.

Alípaz explica que esta actividad minera está teniendo un fuerte impacto en la salud de las personas que viven en poblaciones ribereñas de ríos como el Beni, el Kaka y Tuichi, donde está el Parque Nacional Madidi.

Lamenta que las autoridades hayan flexibilizado las normas para permitir a las empresas grandes camuflar ese extractivismo que está contaminando los ríos y, a este paso, “ya no vamos a poder consumir pescado”. Ella cree que los peces empezarán a desaparecer porque se está dragando constantemente el río.

“Las cuencas amazónicas auríferas se han vuelto zonas apetecidas para la explotación del oro y el gobierno nacional, en plena pandemia, ha sacado una resolución ministerial con la cual flexibiliza la concesión para la explotación minera, ha flexibilizado. Ha adoptado la violación al derecho a la consulta previa que tienen los indígenas para que se hagan explotaciones auríferas en su propio territorio”, alerta Leonardo Tamburini, investigador del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis).

La actividad hidrocarburífera es otra fuente importante de contaminación, según Campanini. Está concentrada en determinadas zonas tradicionales de explotación en el Chaco, donde el Cedib encontró pasivos ambientales de más de 70 años que no habían sido resueltos.

“Somos –dice el Director del Cedib– tan dependientes de los hidrocarburos que, en los últimos años, se ejecutó gran cantidad de proyectos buscando ampliar las reservas de hidrocarburos, especialmente en zonas no tradicionales. Algunas de ellas en parques nacionales, en áreas protegidas y zonas con una muy alta biodiversidad como es la Amazonía”.

 

Regresividad en normativa ambiental

El Cedib ha realizado un análisis de la normativa ambiental y de los cambios de los últimos 15 años. De manera sintética, los resultados establecen que existía una normativa ambiental mínima, en algunos casos era muy destacada a nivel internacional y en otros era muy básica, pero los criterios normativos existentes eran suficientes para evitar daños ambientales.

“Desafortunadamente hemos identificado una serie de patrones que muestra que existe una regresividad en la normativa ambiental. En primera instancia, hay normas que se van transformando para bajar estos parámetros y criterios del control ambiental. Otras son muy interesantes en la letra y papel, pero no terminan de implementarse jamás y convertirse en resultados. Otras normativas van debilitando la institucionalidad”, describe Campanini.

Cita como ejemplo el tema del mercurio. No existe una norma específica para el control de su comercio, pero existe la Ley del Medio Ambiente, Ley 1333, que contempla el control de algunas sustancias denominadas peligrosas como el diésel o los explosivos que se utilizan en la minería.

 

Deforestación y agronegocio

Cada año, en Bolivia se deforesta un promedio de 300 mil hectáreas de bosque, según la Autoridad de Tierras y Bosques (ABT), principalmente para la actividad agrícola y la ganadera. Alrededor del 50 por ciento de esta deforestación se realiza con autorización de la ABT.

Un estudio de la Fundación Amigos de la Naturaleza estableció que la ganadería es responsable del 60 por ciento de la deforestación en el país. En 2019, los incendios devastaron al menos seis millones de hectáreas de bosques y pastizales, principalmente de la Chiquitanía, en Santa Cruz.

La sociedad civil, ONG, activistas ambientales, colectivos e indígenas, entre otras instituciones, demandaron al gobierno anterior y al actual revocar las normas legales que favorecen y alientan la deforestación y las quemas, que consideran fueron las causantes del desastre ecológico provocado por los incendios.

Miguel Ángel Crespo, director de la ONG Probioma, explica que estas normas favorecen la ampliación de la frontera agrícola para el agronegocio, como la plantación de caña de azúcar para producir etanol o para la ganadería con el fin de producir carne para exportar a China, y ahora de nuevos eventos transgénicos.

Se trata de al menos 10 normas legales emitidas entre 2013 y 2019. Los ambientalistas las denominan las “leyes incendiarias”. Unas perdonan los desmontes y quemas ilegales, y otras legalizan e impulsan la expansión de la frontera agropecuaria, los desmontes y las quemas. A pesar de que varios sectores de la población han pedido al anterior y a este gobierno derogarlas, no han hallado eco.

“Hemos observado que han sacado nuevas normativas para agudizar y profundizar este modelo económico. Durante el gobierno de Evo Morales se ha hecho méritos para ceder mayores extensiones de tierras a los agroindustriales y ganaderos. En el caso del Beni se pretende otorgarles 10 millones de hectáreas, prácticamente desobedeciendo y desacatando las normativas vigentes en nuestro país”, lamenta Álex Villca, líder indígena de la Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap).

Los indígenas consideran irracional que se les pretenda hacer creer que la flexibilización de normativa es para mejorar las condiciones del pueblo boliviano y de los pueblos indígenas. El efecto es todo lo contrario.

“Los pueblos indígenas –dice Villca– no vamos a ser beneficiados por este modelo extractivista. El agronegocio está tomando más fuerza en este país y ya estamos ante una antesala de que se puedan aprobar semillas transgénicas que van a vulnerar más nuestros derechos. Vamos a ser, sin duda, uno de los de los sectores de la sociedad civil que va a sentir los efectos contrarios negativos de todo este modelo económico”.

 

Violación a los derechos de los indígenas

En la última década, dicen los consultados, muchas de las conquistas de los pueblos indígenas, en materia de derechos, han retrocedido.

La consulta previa e informada a los indígenas está garantizada por la Constitución cuando se trata de proyectos que incursionarán en sus territorios; sin embargo, ha sido obviada en la última década. Citan como ejemplo los proyectos para la generación de energía a través de hidroeléctricas como son El Chepete- El Bala y el complejo Rositas, proyectados en La Paz y Santa Cruz, respectivamente.

“El origen de las múltiples violaciones sistemáticas que hemos estado afrontando los pueblos indígenas originarios y campesinos en Bolivia tiene sus bases en el modelo económico capitalista; este modelo económico -a la vez- que tiene sus bases en el extractivismo de los recursos naturales”, dice Villca.

Menciona que en los últimos 14 años sufrieron por la intensificación de este modelo económico extractivista, justo cuando los pueblos indígenas estaban esperanzados en que el gobierno de Evo Morales, supuesto abanderado de las luchas indígenas, haría el cambio.

“Sin embargo, esa esperanza se disipó totalmente en la población indígena, especialmente en los pueblos que habitamos la Amazonía y el Chaco. Pretendió y aún pretende partir en dos el corazón del Parque Nacional Isiboro Sécure. Creo que ahí se da la ruptura más grande, el descontento más grande. Es ahí donde se sepultan las esperanzas de los pueblos indígenas de ver un cambio sustancial en las políticas públicas”, remarca el líder indígena.

De ese modo la política económica del gobierno del MAS dio lugar a retrocesos en ciertos derechos colectivos y derivó en las violaciones a los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas y también a la violación sistemática a los derechos de la madre naturaleza.

Y con respecto a la titulación de las tierras comunitarias de origen (TIOC) en los últimos años, Campanini explica que si bien se ha aumentado la superficie, presenta una serie de problemas vinculados a la titulación como la fragmentación de estos territorios en el proceso de titulación. Esto imposibilita utilizar ese que era su espacio de vida, su territorio, como lo habían planteado.

Algo parecido sucede con el tema de la autodeterminación, la autonomía que tiene que ver con la capacidad de decidir sobre su vida, sobre su forma de desenvolverse, sobre cómo gestionar su territorio y los recursos que están en su territorio como se plantea en la Ley de Autonomía Indígena Originaria.

Ruth Alípaz menciona que han denunciado, a través del Contiocap, “todo el paquete de decretos que Evo Morales ha dejado, entre ellos la flexibilización de las normas para el ingreso de las áreas protegidas para exploraciones petroleras, que ha rebajado a la consulta previa e informada a un mero trámite administrativo, otras normas para la minería y otras para el agronegocio”.

La Constitución garantiza los derechos de los indígenas y establece la consulta previa, libre e informada cuando se incursione a sus territorios.

“Hubo avances significativos a lo largo de los años. De a poco se han ido eliminando varias de esas conquistas y convirtiendo a la consulta en un mero teatro, que no tiene nada que ver con consultar al pueblo en cuyo territorio se va desarrollando actividad con los afectados y cómo se puede disminuir esa afectación. El tema de consulta en el sector hidrocarburífico y en el sector minero es un retroceso impresionante”, explica el Director del Cedib.

 

 

Nuevo modelo económico

Se tiene que cambiar el modelo económico extractivista, coinciden los entrevistados. El nuevo gobierno tiene que derogar varias leyes y respetar las normas establecidas para la defensa no solamente de los indígenas y sus territorios, sino de la sociedad civil en su conjunto. “Debe abrogar varias leyes y cambiar el modelo en base al uso sostenible de la biodiversidad de la innovación tecnológica de la biodiversidad que pueda llevar adelante la industrialización, investigación científica, la innovación, etc.”, sostiene el Director de Probioma.

Para Campanini, el tema de fondo es este modelo económico basado en la exportación de materias primas en grandes cantidades, que no ha cambiado a lo largo de los años. Más bien, se ha ido intensificando sin importar qué gobierno de turno esté.

Los consultados también coinciden en que la perspectiva del modelo económico es de continuidad, de esa dependencia de exportación de materias primas sin buscar transformación de la materia prima con valor agregado, la protección del ambiente y otras actividades sostenibles.

Para el Cedib, lo que viene no solo tiene que ver con las elecciones, sino con una grave crisis económica y no solamente por el impacto de la pandemia a nivel internacional y local, sino porque la crisis ya se ha ido gestando desde hace varios años.

“Queremos hacer notar a la gente –dice Campanini– que, al final, son esas medidas de profundización de modelos extractivos que dicen que han sido las que han logrado desarrollo económico, las que han ido arrastrando cada vez más al precipicio de la crisis y ahora estamos a un poco de caer”.

Analizan que este gobierno de Jeanine Áñez ve como salida económica a la soya, el litio y la minería, lo que no es cierto porque Bolivia no ha vivido de esas actividades, puesto que los grandes recursos económicos que se han invertido en los mismos sectores no necesariamente trajeron bienestar o actividad a favor de la población.

“Ha sido la economía local, ha sido el trabajo de la mayor parte de los bolivianos, los impuestos que han generado, que han garantizado gran parte de ese beneficio o de ese bienestar de la población”, afirma Campanini.

Para el investigador Tamburini, este modelo económico es de facto. “Incluso el gobierno anterior (Evo Morales) en el 2015 fraguó la violación sistemática de todas normas ambientales, sociales y de derechos humanos, y de derechos de los pueblos indígenas para poder profundizar el modelo económico que ya venía con un respaldo y un apoyo político porque tuvieron que sobreponerse a la Constitución, tuvieron que violarla sistemáticamente para poder impulsar este modelo”.

 

¿Qué hacer?

Los consultados por La Pública mencionan que lo básico y fundamental es que este gobierno transitorio y el nuevo gobierno deben cumplir la Constitución Política del Estado y todas las normas existentes en materia ambiental y las relativas a los derechos de los indígenas.

 “El solo respeto de las áreas protegidas en la protección como tal sería tal vez significativo; sin embargo, todos los gobiernos en alguna medida y también todos los partidos políticos priorizan a nombre del bienestar del desarrollo del país, ciertas actividades que al final afectan al medio ambiente y a los pueblos indígenas. Cumplir la normativa ambiental creo que es uno de los grandes desafíos que hasta momento ninguno es capaz de cumplir”, menciona Óscar Campanini, director del Cedib.

Tamburini propone una Bolivia exportadora de producción orgánica, porque eso corresponde a la alta variabilidad de ecosistemas que tiene, su alta concentración de recursos genéticos, su gran biodiversidad. “Esas son las ofertas transportables de Bolivia, pero seguimos con la minería, seguimos con los hidrocarburos, seguimos con la soya. Además, lo único que se hace es enriquecer a unos pocos”.


¿Qué soluciones ofrecen la y los candidatos?

 

MOVIMIENTO AL SOCIALISMO (MAS)

Candidato: Luis Arce

Las respuestas fueron tomadas del programa de gobierno del Movimiento Al Socialismo “Agenda del pueblo para el bicentenario y vivir bien”, debido a que a pesar de haber aceptado en un principio la entrevista solicitada y luego de haberle enviado el cuestionario de preguntas, el candidato a la Presidencia por el MAS, Luis Arce Catacora, dio largas y largas para poder hacerle la entrevista.

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera?

El MAS dice que los sectores estratégicos de hidrocarburos, energía y minería son los pilares fundamentales de la economía de Bolivia, al ser generadores de excedentes que permiten impulsar el crecimiento económico del país. Se incrementarán las rentas provenientes del aprovechamiento de los recursos naturales a través de una mayor exploración, explotación e industrialización de los recursos hidrocarburíferos y mineros.

Las principales políticas del Estado en relación a los hidrocarburos están orientadas a consolidar el liderazgo de YPFB en la exploración y desarrollo de campos, avanzar en la industrialización y promover la transformación de los recursos hidrocarburíferos, con el objetivo de cubrir la demanda interna e incrementar las exportaciones.

El sector está enfocado en la necesidad de garantizar un nivel óptimo de reservas hidrocarburíferas, por lo que el MAS dice que se vienen priorizando los proyectos que cuentan con la mayor probabilidad de éxito exploratorio. Asegura que se ha logrado incrementar las reservas tanto de gas natural como de hidrocarburos líquidos.

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

El plan de gobierno del MAS no mencionada nada al respecto.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos) como también a la atención de los mismos en salud y educación?

El plan de gobierno del MAS no mencionada nada al respecto.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

El MAS cree que la economía boliviana altamente dependiente de la minería y de los hidrocarburos no es más que el resultado de una herencia colonial y republicana. “Estamos en un proceso histórico de consolidación de estos sectores estratégicos como uno de los pilares importantes, pero no únicos de la economía del Estado Plurinacional de Bolivia para promover el desarrollo integral del pueblo boliviano”.

Considera un desafío construir una economía plural y diversificada que recupera, fortalece y promueve todo el potencial, iniciativas y capacidades de Bolivia.

La consolidación del Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo bajo un enfoque de soberanía productiva con diversificación, no solo requiere de un potenciamiento de los sectores estratégicos extractivos y energéticos, que ya están encaminados, en este nuevo periodo se requiere también de una promoción e incentivo selectivo del sector productivo, agropecuario y turístico, promoviendo la creatividad, la productividad, la innovación tecnológica, el emprendimiento y el fortalecimiento de la integración sectorial.

El turismo juega un papel importante, pues es una actividad generadora de divisas. Se debe fortalecer el turismo comunitario y otros emprendimientos turísticos, en particular de pequeñas y medianas empresas, generando una oferta importante de turismo de salud, naturista y espiritual, turismo gastronómico, turismo de aventura, turismo de visita a sitios patrimoniales, agro-ecoturismo, turismo cultural y ritual, turismo escénico y turismo para la conservación de la biodiversidad.

Para el periodo 2020-2025, propone:

  • Desarrollar estrategias de articulación e integración económica y sectorial (agropecuaria, agroindustria, industria manufacturera, servicios, turismo, etc.), acompañadas de políticas de incentivos fiscales y financieros de tipo selectivo a favor de aquellos sectores generadores de mayor valor agregado, empleo y en armonía con el cuidado del medio ambiente. (…)

Con la implementación de las acciones antes señaladas, el MAS espera:

  • La primacía del sector productivo dentro de la economía nacional.
  • La consolidación de la industrialización de los recursos naturales estratégicos, bajo un enfoque industrializador inclusivo, sostenible y de innovación.
  • La consolidación de la soberanía productiva agroindustrial y de alimentos, y el fortalecimiento de la agroindustria a partir de la producción de biocombustibles.
  • La consolidación de la sustitución selectiva de importaciones.

 


 

FRENTE POLÍTICO CREEMOS

Candidato: Luis Fernando Camacho

A pesar de las seis veces que se intentó conseguir hora para hablar con el candidato a la Presidencia por Creemos, Luis Fernando Camacho, no fue posible. Las respuestas fueron tomadas del plan de gobierno 2020-2025 “Creer para crear” de la alianza Creemos.

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera?

Creemos dice en su plan de gobierno que en la actualidad, aproximadamente el 65% de la generación de electricidad es producida por plantas termoeléctricas que utilizan gas natural o diésel como combustible, lo que es altamente contaminante y oneroso por sus elevados costos para el Tesoro Nacional.

Es necesario lograr un parque generador descarbonizado, donde las fuentes de energía renovables sean las protagonistas, fortaleciendo una industria eléctrica amigable con la naturaleza y la conservación del medio ambiente.

Creemos propone implementar una política para modificar la matriz energética de Bolivia incorporando mayor cantidad de generación de energías alternativas. Para ello, durante los próximos cinco años, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) solo podrá iniciar la construcción e instalar plantas de generación de electricidad a partir de fuentes de energía alternativa. Del mismo modo, se desarrollarán incentivos para promover la inversión privada en la generación de energías renovables con el objetivo de aumentar su incorporación.

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

Creemos propone poner en marcha un plan de reducción gradual de las quemas controladas en la agricultura y ganadería de Bolivia, hasta terminar definitivamente con esta práctica el año 2027, mediante la transferencia y adaptación tecnológica de los productores agropecuarios.

Propone la elaboración y ejecución de un Plan de Rehabilitación de la Chiquitanía, en coordinación con la Gobernación de Santa Cruz y los gobiernos municipales afectados y la participación de la sociedad civil y la comunidad científica, bajo la dirección del Ministerio de Medio Ambiente y Agua para la rehabilitación de los daños sufridos, reforestación de los bosques perdidos, reconstrucción de la infraestructura dañada, repoblamiento con animales silvestres autóctonos y para el establecimiento permanente de medios y procedimientos de prevención.

Propone trabajar de forma coordinada con la industria oleaginosa y los productores de soya del país, para que a partir del año 2022 comience a comercializarse biodiesel en el mercado nacional, con la consiguiente disminución de la importación actual de diésel y de los recursos que se deben destinar a ese fin.

Plantea autorizar de manera inmediata el funcionamiento del Comité de Bioseguridad para que considere y autorice la realización de nuevos eventos biotecnológicos durante el año 2021 para los siguientes productos: soya, maíz, algodón y caña de azúcar.

Propone elaborar, para su aprobación por parte de la Asamblea Legislativa Plurinacional,  una Ley que Regule a los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en el Estado, que dé certeza y claridad en los procedimientos a seguir y las competencias institucionales de todos los involucrados.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos), como también a la atención de los mismos en salud y educación?

El plan de gobierno de Creemos no contempla nada sobre este tema.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental, sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

El plan de gobierno de Creemos no contempla nada al respecto.

 


 

COMUNIDAD CIUDADANA (CC)

Candidato: Carlos D. Mesa

Las respuestas fueron seleccionadas de las propuestas escritas en el Programa de Gobierno de Comunidad Ciudadana, presentado ante el Órgano Electoral. Esto debido a que a pesar de haber enviado carta y luego incluso el cuestionario, y haber conversado con la comunicadora que le colabora en cuatro oportunidades y luego con el jefe de comunicación de ese frente político, no hubo al final respuesta.

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera?

Comunidad Ciudadana dice que incorporará la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE), en inversiones destinadas a carreteras, represas, infraestructura urbana y para la formulación de políticas, planes y programas de minería e hidrocarburos, integrando oportunamente indicadores ambientales, climáticos, sociales, económicos y de eficiencia. La década pasada, las políticas de desarrollo carecieron de un enfoque preventivo a nivel de las decisiones estratégicas.

Con el planteamiento de una minería para la transición energética en el mundo, propone un programa de estudios de preinversión e inversión en la denominada “nueva” minería o "minería responsable”, que complementa la industria de los autos eléctricos y otros medios de transporte, priorizando proyectos de litio, cobre, cobalto e insumos que son utilizados en la industria de la cadena de valor de las baterías de iones de litio.

Comunidad Ciudadana también habla de una minería sostenible social y ambientalmente responsable. Quiere poner en marcha políticas para que las empresas mineras desarrollen sus procesos extractivos con responsabilidad social y minimizando los impactos negativos al medio ambiente; creando soluciones innovadoras que permitan disminuir el consumo de agua, energía y reduciendo emisiones contaminantes a la atmósfera durante los procesos; buscando el aprovechamiento económico de los desmontes, relaves y otros residuos para lograr el mayor beneficio económico, social y ambiental para la industria y el país.

Con el objetivo de mejorar la situación ambiental, social y laboral de los mineros de pequeña escala, Comunidad Ciudadana dice que promoverá la Iniciativa Oro Responsable, propiciando la creación de cadenas de valor de oro responsable desde la mina al mercado, con trazabilidad y transparencia de las transacciones.

También quiere aplicar normativa y tecnología para proteger a los trabajadores mineros (seguridad laboral en todas sus dimensiones). Y diseñará y priorizará la normativa para el aprovechamiento de desmontes, tratamiento de los pasivos de la minería, el uso de insumos y materiales contaminantes.

Finalmente, propone realizar una evaluación nacional de los pasivos mineros para desarrollar programas de aprovechamiento de desmontes, mitigación y restauración de ecosistemas, donde se haga posible la prevención y contención de daños a la salud humana de poblaciones afectadas.

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

Con respecto a la deforestación, Comunidad Ciudadana dice que revisará y modificará la normativa agraria y ambiental que permite el desmonte irracional, la deforestación descontrolada y el tráfico de tierras y recursos maderables.

Ante el creciente riesgo de reiteración de incendios forestales devastadores, como el desastre de la Chiquitanía, pondrá en marcha un plan integral de manejo de incendios forestales, creando mecanismos de alerta temprana, cuerpos de bomberos forestales, sistemas de monitoreo y reacción inmediata, y otros para la protección de los bosques y la prevención de desastres naturales.

Siguiendo los principios de precaución y bioseguridad, creará para la investigación y el desarrollo de la biotecnología el Instituto Boliviano de Biotecnología, órgano científico que conducirá y articulará, con los actores relacionados, investigaciones soberanas de aplicación de la biotecnología a la agricultura, así como los análisis de sus impactos sobre la salud y el medio ambiente.

Apoyará la producción de combustibles de origen agrario con alta productividad y óptimas condiciones competitivas. “Dicha producción estará enmarcada en nuestra política de transición energética y los compromisos internacionales como el Acuerdo de París y el cuidado de la naturaleza”.

En cuanto a actividades de exploración y explotación amigables con el entorno natural, plantea preservar las áreas naturales protegidas del territorio boliviano, haciendo cumplir la normativa vigente aplicable. “Elaboraremos una nueva normativa que promueva procesos responsables de consulta previa, libre e informada”.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos) como también a la atención de los mismos en salud y educación?

Comunidad Ciudadana asegura que respetará el ejercicio del derecho a la libre determinación y a la autonomía, que ha sido sistemáticamente violentado. “Respetaremos la independencia política de las organizaciones indígenas y campesinas como parte del derecho a su autonomía”.

“Respetaremos y haremos respetar el derecho de los pueblos indígenas a la consulta libre, previa e informada y de buena fe, en el marco del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo”.

“Aceleraremos los procesos de saneamiento y titulación de los TIOC para la gestión territorial indígena, en el marco de un modelo económico de convivencia armónica con la naturaleza”.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental, sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

Comunidad Ciudadana dice que Bolivia necesita una profunda transformación del patrón de desarrollo. “Debemos superar, progresivamente, el extractivismo económico depredador de la naturaleza y sustituirlo, responsablemente, por una economía sostenible basada en el capital humano, que respete los límites y las capacidades regenerativas de los ecosistemas”.

Por ello, Comunidad Ciudadana apuesta por un horizonte post-extractivista con la transformación de las industrias como la minería, los hidrocarburos, el agro, etc.

Comunidad Ciudadana cree que se necesita una profunda transformación del patrón de desarrollo y no simplemente un cambio del modelo económico. “Debemos superar progresivamente el extractivismo económico depredador de la naturaleza y sustituirlo, con responsabilidad, por una economía sostenible, que respete los límites y capacidades regenerativas de nuestros ecosistemas”.

Para ello, dice que construirá una nueva visión de desarrollo para Bolivia que integre una transformación democrática, una economía sostenible, una comunidad inteligente y una sociedad justa. Esto solo es posible en democracia y libertad con y para todos mediante un cambio en el patrón de desarrollo.

“Estamos frente al reto de cambiar el patrón de desarrollo y no solo el modelo económico y/o político. Bolivia necesita abandonar el péndulo que unas veces nos conduce al estatismo y otras al liberalismo. Necesitamos una profunda transformación del patrón de desarrollo. Debemos superar, progresivamente, el extractivismo económico depredador de la naturaleza y sustituirlo, responsablemente, por una economía sostenible basada en el capital humano, que respete los límites y las capacidades regenerativas de los ecosistemas”.

Comunidad Ciudadana sostiene que se debe comenzar una nueva era productiva, donde todos aprendan a producir más y mejores bienes y servicios, pero respetando la naturaleza. “Apostamos a la diversificación productiva, a la industrialización de los servicios, al eslabonamiento de los sectores productivos y a una industrialización verde”.

Una economía sostenible no debe estar desvinculada del cuidado de la Casa Común y del respeto al medio ambiente. En un lapso que puede variar entre 10 y 20 años, la economía basada en la explotación de los recursos naturales y depredadora del medio ambiente debe ser, según Comunidad Ciudadana, gradualmente substituida por una economía creativa, verde, circular y colaborativa; es decir por una economía sostenible, apta para afrontar los retos del Siglo XXI.

“Juntos iniciaremos una transición histórica hacia la diversificación productiva post-extractiva 2030, en torno a cuatro ejes: I) Diversificación productiva II) Transformación de la infraestructura y obras públicas para construir una economía diversificada. III) Transformación económica. Hacia un nuevo Desarrollo Sostenible IV) Nuevo tratamiento del sector extractivo hidrocarburífero y minero”.

 


 

FRENTE PARA LA VICTORIA (FPV)

Candidato: Chi Hyung Chung

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera?

Chung: Nuestras minas están contaminando gravemente los ríos de Oruro y Potosí. Tiene que tener filtros. Existen sistemas que se pueden colar y filtrar esa agua. Tiene que haber varios filtros. Pero esta cooperativa minera que está tercializada es el problema. La tercialización de la producción minera hace que la gente trabaje sin pensar en el medio ambiente.

Por eso hay que cambiar nuestro convenio con los mineros y que sea por porcentaje de ganancia compartida, donde el Estado participe en el cuidado del medio ambiente y de implementar las maquinarias. Y los trabajadores hacen el manejo interno de recursos humanos.

Es decir, el Estado facilita toda la maquinaria y da las condiciones; y los mineros que trabajen como empresa excavadora. Entonces vamos a tener el ingreso que se va a participar en el porcentaje que se van a poner de acuerdo los mineros con el Estado.

Ahora como todo está tercializado, los mineros se encargan de todo y solo les interesa cavar sus minas. No piensan en el medio ambiente. Entonces, todo depende del convenio que realicemos con ellos.

En el caso de los gasoductos y petroleras, existen zonas que -por la calentura del gas- está quemando la producción de la zona periféricas de los pozos gasíferos. Estoy viendo los casos de Santa Cruz, donde está Guarayos. Existen donde tienen sus pozos y los vecindarios no reciben ningún tipo de beneficios.

O sea, se ha ocasionado el cambio climático del lugar. Esa empresa petrolera sí o sí tiene que dar una especie de compensación, ya sea con trabajo y con víveres para que la familia, para que por lo menos no les falte el pan de cada día, o implementar escuelas, o un centro de diversión, un centro de turismo, para que todos los años les asignen un fondo.

Tenemos que ver el caso del litio y del agua del Silala, en Potosí (también de Quetena). Tenemos que hacer revisión del juicio que hizo Evo Morales, y Carlos Mesa, que dejó que el 50% del agua del Silala se quede para los chilenos.

El litio que se están llevando en forma gratuita los chilenos. ¿Qué ha hecho con el caso de Quiborax y los alemanes? Todo eso tenemos que hacer un inventario. No es solo el asunto de la contaminación. Fuera de la contaminación, se está extrayendo nuestro litio a cambio de nada. Están usando nuestra agua a cambio de nada.

Mientras los chilenos están haciendo su mina de cobre, están ganando 160 mil millones de dólares de utilidad al año. El 10% invierten para los militares chilenos, para controlar a Bolivia.

No existe ningún tipo de retribución en favor Bolivia desde hace 170 años. Vamos a hacer una revisión de esos tratados. No digo que no se envíe agua a los chilenos, pero sí ellos tienen que retribuir a Potosí.

 

Hay varios problemas como la ampliación de la frontera agrícola y los transgénicos. Hay normativa que se ha estado aprobando y se está pidiendo que se la abrogue, todo pensando en el medio ambiente. Además, se está pidiendo que se cambie el modelo económico, que se respete el medio ambiente. ¿Cuál es la propuesta de su partido sobre este tema?

Chung: El asunto de los transgénicos lo vamos gestionar de acuerdo a los departamentos. El departamento que quiere o la alcaldía que quiere entonces que los asuma. Esto porque, si usted va a Estados Unidos o Europa, o Japón, o a cualquier parte del mundo, todo el mundo consume fruta transgénica.

Cuándo se topen con los indígenas, ¿van a respetar sus derechos? ¿Van a hacer la consulta previa e informada para cualquier proyecto?

Chung: Vamos a respetar la autonomía indígena. Aparte de que vamos a tener el federalismo, vamos tener la autonomía indígena.

Esto qué significa. Que el federalismo es citadino. De cajón es centralista del departamento. Quiera o no quiera va a estar relacionado juntamente con el gobierno central. Por muy federalista que sea es centralista.

En otras palabras, donde viven esos cantones, donde viven 10 personas, ese barrio que está en medio de la selva, donde no llegan ni los autos, donde no está ni asfaltado, esa población –desde la fundación hasta ahora- sigue abandonada.

 

Pero, ¿va a respetar a los indígenas? ¿Va a hacer la consulta previa e informada para cualquier proyecto?

Chung: Vamos a respetar la autonomía indígena. La autonomía indígena es interdepartamental. Engloba toda esa zona de selva, donde está poco poblado. En cambio, el federalismo es todo el departamento. Eso tiene que entrar en una buena coordinación de trabajo, porque llegado el momento, cuando se convierta en una zona de sembradío, obviamente que ahí están los empresarios con su propiedad privada que hay que hacer respetar.

Pero, cuando se trata de las inversiones en favor de nuestra población indígena, que va a trabajar con ese enfoque de cooperativa, como por ejemplo cooperativa de fomento turístico, de fomento cultural, educativo y, también, de capacitación y asistencia a los sectores agropecuarios. Hasta que se transforme en agroindustria.

Entonces, la autonomía indígena va a estar enfocada en la educación y la productividad. No es que se va armar un grupo de gente para demostrar qué grupo es más fuerte. No es medir la fuerza de la población. Estamos hablando en el sector de la economía y la producción. Para eso sirve la autonomía indígena.

 

¿Qué más haría por la educación y salud de los indígenas?

Chung: Ellos van a tener su propia autonomía. Van a elegir su idioma para enseñar. Vamos a cambiar la Ley Avelino Siñani, donde le vamos a dar la gestión creativa en el nivel básico. En el nivel intermedio vamos a gestionar la educación vocacional. En el nivel universitario, vamos a gestionar convenios con las universidades estatales y privadas. Vamos a gestionar enlaces con otros países como Francia, Alemania, Corea, Alemania, que quieran enseñar con su metodología de educación.  Nosotros vemos los modelos de educación de esos países y vamos a permitir que enseñen su idioma. Así como fomentamos la enseñanza del idioma inglés.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que ha llevado a la crisis ambiental sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

Chung: Primeramente, tenemos que quitar la mamadera de vivir de la minería y de YPFB, y de IDH. Obviamente, tenemos que fomentar a YPFB y al IDH. Pero creamos una población dependiente del Estado.

Yo creo que esa es una enfermedad que se ha gestionado durante toda nuestra historia de Bolivia. Un Estado dependiente, monoproductor. Una producción, donde aparece una logia que se cree dueña del país y los demás somos los peones de esa logia. No hay por dónde meter un alfiler por medio de esas logias.

Nos hemos convertido en monoproductores. Tenemos que romper ese esquema sin dejar de producir lo propio.

Gestionando la industrialización. Que cada uno sea empresario. Traer inversionistas extranjeros.

Los sectores agropecuarios son importantes. Tenemos hartos terrenos en Bolivia, que bien podemos fomentar (a estos sectores), pero sin que destruyan nuestra naturaleza.

En el caso de la Chiquitanía, es un tema de quema indiscriminada no controlada. Hasta ahora no han abrogado esa ley. En el caso de Santa Cruz y Beni, con lo que tenemos explotado hasta ahora, ni lo que está explotado estamos utilizando.

Tenemos que activar ese terreno, echarle abono, echarle químico para que esto se convierta en tierra fértil. Y no que vayamos a quemar nuestra zona amazónica, para que el día de mañana utilicemos eso y nuestro terreno se convierta en arena, porque no se ha recultivado y se convirtió en desierto.

Hay una expansión del desierto porque usted sembró tanto tiempo la caña. No hizo la renovación con soya, por esa razón se convierte en desierto.

Tiene que haber un plan para esos terrenos que están abandonados. Tiene que haber un remoldeamiento de la zona para que se convierta en productiva. Por lo tanto, vamos a ser proteccionistas de nuestras zonas amazónicas.

En el caso de la zona interior, donde no tiene ni árboles, vamos a hacer la campaña para enverdecer la ciudad. En Cochabamba, por ejemplo, hicieron el sembradío de árboles. Allí hay mucho esmog. Hay que hacer una campaña para sembrar árboles. En Oruro, Potosí, Sucre, ciudad de El Alto, Cochabamba… vamos a tener que trabajar duramente para que recuperemos la ecología.

 


 

ALIANZA LIBRE 21

Candidato: Jorge "Tuto" Quiroga

Las respuestas fueron seleccionadas de las propuestas escritas en el Programa de Alianza Libre 21.

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera? 

El plan de gobierno de Alianza Libre 21 no mencionada nada con relación a este punto.

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

En el programa de gobierno de Alianza Libre 21 se menciona que en los últimos años, Bolivia se ha constituido en el quinto país a nivel mundial con mayor deforestación, solo en 2018 alcanzaba una pérdida forestal de 155 mil hectáreas, que tienden a incrementarse cada año. “Basado en un enfoque de desarrollo, es necesaria la expansión de la frontera agrícola, pero de manera adecuada y según la vocación productiva del suelo, es por ello que proponemos: revisar el marco legal vigente para que se respete la vocación mayor en el uso del suelo y de esa manera se evite la deforestación”.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos) como también a la atención de los mismos en salud y educación? 

El plan de gobierno de Alianza Libre 21 no mencionada nada con relación a este punto.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental, sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

Para Alianza Libre 21, un rol fundamental del Estado es regular y controlar el uso adecuado de los recursos naturales y proteger el medio ambiente de Bolivia, con la finalidad de garantizar la sostenibilidad ambiental. “Debemos proteger nuestras áreas naturales, nuestros parques nacionales, monumentos naturales, las reservas nacionales de la vida silvestre, los santuarios nacionales, las áreas naturales de manejo integrado y las reservas naturales de inmovilización. No podemos permitir que se construyan carreteras por medio de los parques, como se quiso hacer con el TIPNIS, no podemos permitir explotación de recursos no renovables en las áreas protegidas y reservas naturales, no podemos permitir que se siga deforestando”. 

 


 

ACCIÓN DEMOCRÁTICA NACIONALISTA (ADN)

Candidata: María de la Cruz Bayá

Las respuestas fueron seleccionadas de las propuestas escritas en el Programa de Gobierno de ADN, presentado ante el Órgano Electoral, de un resumen y del documento La patria primero, enviado por la candidata María de la Cruz Bayá. 

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera? 

ADN implementará una política energética que garantice el suministro al mercado nacional, así como la industrialización, competitividad, eficiencia y sostenibilidad medioambiental. Se revisará la legislación sobre hidrocarburos y minería, de manera que se precautelan los derechos del Estado y de los particulares, con el objetivo de alcanzar la máxima productividad. 

Las ambiciones e intereses económico-feudales de las transnacionales solo garantizan la “inseguridad ecológica” a través del impacto ambiental negativo en el ecosistema boliviano y en los trabajadores y los habitantes mediante la contaminación que generan los mecanismos y la metodología de exploración sobre explotación y manipulación de los recursos naturales por el uso abusivo de precursores. Esto da lugar a que sea urgente un reordenamiento de la regulación constitucional y legal con sentido de seguridad, ya que cualquier política pública de reforma económico-productiva en estas condiciones no tendrá futuro.

Es imperioso planificar formas de explotación con valor agregado, disminuyendo el extractivismo secante que pervive desde la época colonial, para abordar con holgura los desafíos de competitividad e innovación tecnológica y productiva, en los parámetros de una minería sustentable e inclusiva. Nuestra premisa política en este campo es recuperar los yacimientos mineros como “San Cristóbal” y otros donde operan las transnacionales exentas de controles.

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

ADN formulará un plan destinado a la racional exploración y explotación de los recursos naturales renovables y no renovables, de manera que la producción de los mismos satisfaga la demanda interna y, a la vez, se oriente a la industrialización de los productos. 

El Plan de Fortalecimiento de la Agroindustria es fundamental, toda vez que es uno de los principales motores de la economía nacional. Por eso debe desarrollarse una estrategia que permita impulsar determinados sectores como la agricultura, ganadería, pesca y la explotación forestal, ya que el éxito de este coadyuva grandemente al cumplimiento de la meta: hambre cero, generando implícitamente seguridad alimentaria para mejorar los niveles de nutrición, y contribuir mediante la ecología social a una agricultura sostenible. En este sentido, es preciso crear mecanismos de transparencia en toda la cadena productiva, como parte de una política nacional de desarrollo rural que respete la vocación de uso de suelo y la frontera agrícola frente a la amenaza del agronegocio transgénico.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos) como también a la atención de los mismos en salud y educación? 

Es fundamental velar por los derechos humanos de los infantes, de los jóvenes, de las mujeres, del  adulto mayor, de los pueblos indígenas, de las personas con capacidades diferentes. Deben protegerse y promoverse los derechos de los pueblos indígena originarios en lo referente a la atención de salud asistencial, así como en el marco de la práctica de los saberes tradicionales. Deben también protegerse sus derechos sociales y culturales por medio de acciones que reconozcan su relación y pertenencia con la Madre Tierra. Además de fomentarse la preservación de su patrimonio cultural a través de la investigación, la documentación y difusión en sus lenguas originarias. 

También este partido cree preciso en las condiciones actuales de Bolivia garantizar una educación inclusiva, equitativa y con calidad que haga del proceso de enseñanza-aprendizaje una oportunidad significante y continua, sobre todo concertada con la docencia para lograr soluciones innovadoras que permitan superar los problemas sociales más acuciantes. El principal objetivo debe ser tener un sistema educativo de calidad en todos los niveles, para lo cual es importante desarrollar un compromiso serio y responsable de la sociedad. 

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental, sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

Es importante el respeto al medio ambiente y al ecosistema: agua, energía, hidrocarburos y minerales. El Estado debe administrar estos recursos de manera responsable. Se promoverá una legislación nacional acorde con estos fines de protección de nuestro planeta. 

Es imperioso planificar formas de explotación con valor agregado, disminuyendo el extractivismo secante que pervive desde la época colonial, para abordar con holgura los desafíos de competitividad e innovación tecnológica y productiva, en los parámetros de una minería sustentable e inclusiva.

 


 

PARTIDO DE ACCIÓN NACIONAL BOLIVIANO (PAN-BOL)

Candidato: Feliciano Mamani

Las respuestas fueron seleccionadas de las propuestas escritas en el Programa de Gobierno de PAN-BOL, presentado ante el Órgano Electoral, y por un documento actualizado recientemente enviado a La Pública. 

 

¿Qué planteamientos tiene para encarar la contaminación producida por las actividades extractivas, como la minería aurífera, la minería tradicional y la actividad hidrocarburífera? 

La contaminación es uno de los problemas más grandes para la renovación del agua. Usualmente se utilizan represas hidroeléctricas, plantas de poder termoeléctricas y refinerías de aceite. Se estima que un 22% del agua es usada en la industria.

Serán tomados en cuenta la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, el suelo y el subsuelo, el deterioro de ecosistemas, la pérdida de flora y fauna, así como de cambios en los ciclos hidrológicos que son los resultados de la aplicación de modelos económicos expoliadores.

Se plantea una base estratégica de investigación, otra de restauración, otra de educación, participación y divulgación, además de una base estratégica de fortalecimiento institucional. Para enfocar y encaminar las bases estratégicas se deberá anteponer los siguientes escenarios: uno es para la restauración ecológica; el otro para la rehabilitación de áreas degradadas y finalmente el tercero para la aplicación o desarrollo de los trazos técnicos para la recuperación de áreas degradadas. 

 

¿Cuál es la política que implementaría si fuera gobierno para encarar los problemas de la deforestación, la expansión de la frontera agrícola por las actividades del agronegocio, los transgénicos? Varios sectores de la población piden la abrogación de todas las normas que tienen que ver con estas actividades ¿Las abrogaría?

La soberanía alimentaria es parte importante en la calidad de vida y salud de la población de un país. Hoy las políticas públicas están más enmarcadas en beneficiar a las multinacionales y transnacionales por la apertura de sus mercados a los insumos agropecuarios, semillas transgénicas o manipuladas genéticamente, maquinarias agrícolas, equipos y otros, los cuales originan o causan estropicios en los ecosistemas agropecuarios.

Ante este atropello que se realiza a los pueblos, este frente político dice que se ve obligado a plantear una política pública para salvar de estos improperios de los supuestos países desarrollados que nada más es saquear y destruir (expoliar) a pueblos y naciones de su riqueza natural. Plantea la soberanía alimentaria apoyada en la domesticación que hace el hombre sobre la biodiversidad alimentaria.

El gobierno de transición aprobó varios decretos que van a favor de lograr la autorización de procesos de calificación para la certificación de introducción de semillas de organismos genéticamente modificados denominados transgénicos, situación que va en contra de la Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien, en su artículo 24º y numerales 7 al 9.

 

¿Cuál es la propuesta de su partido con respecto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas (sobre todo en relación a la consulta previa e informada cuando quieren ingresar en sus territorios con proyectos) como también a la atención de los mismos en salud y educación? 

Hasta hace muy poco en Bolivia no se había expresado una preocupación explícita ni se contaba con políticas de protección específicas para estos pueblos. Sin embargo, en el año 2006, se declaró al interior del Parque Nacional Madidi, la Zona Intangible y de Protección Integral de Reserva Absoluta para la protección de los indígenas Toromona y el 13 de septiembre de 2007 acontece un hecho trascendental, ya que después de más de 20 años de negociación, se aprueba la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Este instrumento internacional será la base para fortalecer la calidad de vida de todos los pueblos que viven en la extrema pobreza y se encuentran en una situación de marginalidad y en una situación paupérrima en cuanto a su economía, política, educación, salud y su cultura que es atropellada por los migrantes internos y externos.

Ante esta situación, el plan ecológico ambiental de este partido es preservar, manejar y recuperar los sistemas ecológicos para beneficio de la flora y fauna natural, así como para el ser humano y ofrecer a la comunidad foránea nacional e internacional los servicios que brindan los ecosistemas al medio ambiente y la humanidad. El plan se asienta en cuatro tesis propuestas para su ejecución y cumplimiento por parte de los pueblos, gobierno y la comunidad internacional, las cuales son: 

1 Servicios ambientales: La biodiversidad constituye la principal red de protección social de las poblaciones rurales de América Latina y el Caribe, contribuyendo a controlar la malnutrición y la migración urbana a gran escala.

2 Cambio climático: Es atribuible directa o indirectamente a la actividad humana

3 Soberanía alimentaria: La soberanía alimentaria se apuntalará y pondrá sus bases en: 1.- Base estratégica para realizar la investigación sobre soberanía alimentaria 2- Base estratégica de fortalecimiento y producción de alimentos de alta genética y calidad alimentaria 3.- Base estratégica en la educación para recuperación, participación y divulgación de los alimentos biogenómicos. 4.- Base estratégica de fortalecimiento institucional. Con la instauración de la soberanía alimentaria dentro las políticas públicas se lograran la recuperación de la salud, la economía, la cultura así como sus tradiciones y costumbres en el desarrollo y manifestación de los pueblos andino amazónico.

4 Conservación y restauración ambiental: Se procederá a elaborar normativa a nivel local, regional, departamental y nacional para conservación y protección. Además, las comunidades o poblaciones establecidas podrán desarrollar actividades como ecoturismo en coordinación con el nivel central del Estado.

 

Algunos expertos, ONG, colectivos y activistas ambientales consideran que se debe cambiar el modelo económico que rige en el país porque se basa en la explotación y exportación de los recursos naturales que han llevado a la crisis ambiental, sobre todo en bosques, áreas protegidas y territorios indígenas. ¿Qué les respondería?

La ordenación del modelo económico es un componente relativamente nuevo y muy importante que apunta a lograr un manejo racional y sostenible de los recursos naturales renovables, como los bosques, el agua y la tierra; no renovables, como el petróleo, gas, minerales y recursos financieros. Al mismo tiempo, es importante que la explotación de los recursos naturales tenga un marco legal y jurídico.

Para ello es indispensable, según este partido, que las alianzas estratégicas a desarrollarse y conformarse conjuntamente con los empresarios bolivianos se comprometan de manera decidida con el proceso productivo, así como la recuperación de tecnologías propias y, en algunos casos, la modernización del sistema productivo con tecnología de punta.

Los recursos naturales de Bolivia, el principal elemento de su economía, son un factor indispensable para comprender la crisis política por la que atraviesa el país. El país es rico en litio, estaño, gas natural y petróleo, con reservas de relevancia mundial y a nivel latinoamericano por sus dimensiones.

Hay una discusión por internet que enfoca el problema del extractivismo en desarrollo. Las posiciones no extractivistas más radicales apuntan a no utilizar los recursos naturales. Los otros dicen que hay que cuidar el medio ambiente con mucha moderación, pero no dicen cómo.

Al momento existe un manejo “político” del tema medioambiental, bajo el paraguas de lo que se entiende por extractivismo, afirmando que sería urgente debatirlo adecuadamente y con planteamientos concretos.

Este frente político cree que actualmente hay un panorama distinto al de hace 30 años y que es ese el contexto que se debería centrar en la calidad y las perspectivas del debate sobre temas medioambientales.

 


Visto 222 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Octubre 2020 10:28