Imprimir esta página
Martes, 31 Mayo 2016 20:39

La oscilación de la identidad o “No yo”

La oscilación de la identidad o “No yo” Carne de cañón

"En medio de la oscuridad queda la provocación de lo dicho, la impresión de lo dibujado, con las cuestionantes a nuestra propia identidad y lo que podría encarnar esa negación del todo o de la segmentación de ese todo, así que salgo de la sala con más preguntas que respuestas, lo que siempre es bueno". Así escribe la ganadora del segundo lugar en el I Concurso de Critica Amateur de Teatro de La Paz.

Paola Isabel Murillo, K’onichi*

¿Qué es el yo? ¿Un poema de Girondo? ¿Una identidad en un tiempo y en un espacio? ¿La definición de una individualidad? ¿De quién, en dónde, cuándo? De pronto, negación a toda posibilidad de identidad. Corporalidad o fragmentación, lucidez o locura, añoranza aletargada o realidad precipitada; en resumidas cuentas sólo in-definición, in-certidumbre… péndulo entre lo irresoluto, extraño, pero por lo mismo rotundo y contundente. Ésa sería la apuesta y la interpelación de “No yo” de Carne de Cañón, grupo cochabambino, y digo sería porque, tanto el texto —de Beckett— como la tan sugerente puesta en escena —una mujer iluminada sólo con una tenue luz de linterna—invitarían a esa migración de sentidos; sin embargo tal no sucede.

En medio de la oscuridad, una mujer (Mariana Bredow) caminando a rastras, su pelo humedecido, al parecer perdida, comienza su monólogo a la luz de una lejana linterna. Su discurso entrecortado (fragmentario), propio del texto original —el tratar de encontrar algún sentido en el sin-sentido—, deja al espectador sin asidero posible, ya que la monotonía tonal del personaje cataliza la redundancia y la linealidad del monólogo, y frases tan poéticas como “pedacito de nada”, disipan su tacto, su olor, su sensación, su existencia…

La apuesta del director (Luis Bredow Sierra) de no mostrar la fragmentación (boca), sino la corporalidad entera de la mujer, tampoco aporta al conjunto de la puesta. Menos si se toma en cuenta que sólo las manos (estáticas y entrecruzadas en toda la obra) eran las resplandecidas, y que distanciadamente el rostro —con todo lo que hubiera aportado el poder “ver” sus expresiones— podía entreverse, a intervalos, con opacas luminiscencias. A la par, la economía de imágenes y de movimiento —mujer caminando, detenida, y mirando su opaca sombra— no consienten que lo contado también “suceda” en nuestra piel, en nuestra boca, en nuestro cuerpo, en nuestros recuerdos, en nuestro “yo”.

Pero en medio de la oscuridad queda la provocación de lo dicho, la impresión de lo dibujado, con las cuestionantes a nuestra propia identidad y lo que podría encarnar esa negación del todo o de la segmentación de ese todo, así que salgo de la sala con más preguntas que respuestas, lo que siempre es bueno.

Ficha técnica

Boca: Mariana Bredow

Auditor: Andrés Escóbar

Dirección: Luis Bredow Sierra

Vestuario, diseño y producción: Carne de Cañón

Fitaz 2016

 

Visto 1318 veces Modificado por última vez en Miércoles, 01 Junio 2016 12:24
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

Lo último de La Pública

Artículos relacionados (por etiqueta)