Viernes, 05 Junio 2015 11:20

Maestros son... los de siempre

Escrito por

Ilustración: Dibujo de un adolescente en su cuaderno de matemáticas, junio de 2015.

6 de junio, día del maestro boliviano desde 1924. De las profesiones posibles, la del educador debe ser la que más misterios encierra; cómo no si en sus manos se confía el aprendizaje de seres humanos en las edades clave de su maduración. Como todo en la vida, hay buenísimos, buenos y malos, malísimos "profes".

De los buenos, hoy se habló en las escuelas y colegios. Los agasajos se adelantaron y hubo baile, comida y hasta regalos. Merecido en retribución a su trabajo. De los malos no se habla demasiado, aunque las cifras de violencia están gritando por la necesidad de cambios.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia tiene entre sus estadísticas que el 83% de las niñas, niños y adolescentes sufren violencia en sus propios hogares o escuelas, a través de la práctica del castigo físico, mediante golpes e insultos de sus propios padres, madres, maestros y su entorno familiar .

Indica también que de 7 de cada 10 estudiantes recibieron alguna vez un grito o golpe en la escuela. Y que el 88% de la comunidad educativa admite la existencia de violencia física, psicológica y sexual dentro de las escuelas. El principal agente de violencia es el estudiante varón, seguido por el maestro varón, el padre de familia, el director, el regente y el portero y las víctimas son mayoritariamente las mujeres.

Quizás esto tenga que ver, en parte, con lo que decía Carlos Medinaceli sobre la profesión: "El Magisterio, en nuestro país, anula al hombre. Desde el momento en que se dedica a la docencia, debe renunciar a la esperanza. Es decir, que 'será maestro, no más'. Es una carrera en la que "no hay posibilidades de progreso, en ningún orden, ni en el económico, ni en el intelectual, ni en el de nada". No hay "tradición de que en esta 'carrera' se ascienda en rango o consideración. Si un maestro es bueno, es lo mismo que ser malo".

Por eso y porque las cargas del profesor las soportan muchas veces los alumnos, algunos de ellos, actuales y antiguos, han querido levantar la mano en el Dïa del Maestro para decir lo que algunos les han enseñado y que no hubiesen querido aprender.

¿Qué culpa tiene la gorra?

Mis profes son buenos… Pero hay uno que no soporta vernos con gorras en el colegio; dice que es mala educación, así que si alguien se olvida de esta advertencia, se arriesga a que el profe le quite la gorra de un manotazo y borre la pizarra con ella. Carlos, 15 años

Al desquite

Mi profesora de matemáticas me ha causado un trauma que duró años. Cuando estaba buscando a alguien para que salga al pizarrón, me miraba y decía: “Uh, esperar que hagas bien el ejercicio es como pedirle camisa a Tarzán”. No hubo año en que no fuera al desquite ni vacaciones que no pasase con profesor particular. Lo chistoso es que ya como profesional manejé cuentas de las instituciones en las que trabajé. Era ella la que me aterraba”. Janeth, 50 años

Fuera melenas

El regente de mi colegio le cortó el cabello a un chico “rebelde”. Lo hizo con el permiso de su mamá, quien dijo que su hijo no la obedecía. Oscar, 14 años

Plop

Tanto nos humillaba el profesor de matemáticas, que un compañero se desvaneció frente al pizarrón de puro susto. Miriam, 45 años

Acuseta

Una profesora me culpó delante de todo el curso por el robo de Bs 10. Yo era presidente del curso y le expliqué que no vi ese dinero; pero no me escuchó. Luego apareció el tesorero del curso con el billete. La mujer se fue del colegio pronto, pero nunca se disculpó conmigo. Enrique, 12 años

¡Agáchese!

La Sra. Delicia era la jefa del curso. Cierta vez, a una compañera que acudió a clases con un guardapolvo muy cortito la hizo pasar al frente de la clase y la obligó a agacharse. La chica no quería, pero finalmente la chica tuvo que cumplir la orden. Fue muy humillante. Luz, 54 años

Carpetazo

Mi profe de música nos golpeaba… bueno, si te movías del asiento sin su permiso, se te acercaba y te daba un carpetazo en la cabeza. Daniel, 22 años

Imillas

Teníamos un profesor de educación física muy estricto con el uso del uniforme. Si alguna de las alumnas (éramos de un colegio de chicas, particular) no lo llevaba completo, la sacaba de la fila no sin antes gritar: “Fuera, yo no trabajo con imillas de colegio fiscal”. Carolina, 55 años

"Pobre"

- Profesora, he visto que hay palabras parónimas, no sólo sinónimas, ¿qué es eso?

- Voy a explicar a todos después” (respuesta brusca, parecida a otra que me dieron: “Eso no corresponde al curso, por qué estás viendo eso”.

(Por suerte, esto que pasé a mis 8 años me ha preparado para enfrentar a las secretarias de la UMSA; le agradezco a la profe por eso, aunque en ese momento pensé: “Pobre, no debe saber tampoco”). Cecilia, 26 años

Mentirosita

¿Tú has hecho esta poesía? Mentirosa. Es demasiado buena. Florencia, 46 años

¡Yaaaaa!

Una maestra revisó una composición mía y me dijo: “En tu curso nadie escribe así, esto te lo ha debido hacer tu mamá”. Pamela, 22 años

¡Salte!

Mi profesora de educación física casi nos mata. Llegaba y nos decía: "A ver, doble voltereta y salto mortal". Muchas de nosotras no teníamos idea y sí mucho miedo. Le decíamos: "Pero, señorita, no sabemos hacerlo". "Hagan o no tendrán nota". Noelia, 21 años

Mariconcitos

El profesor de educación física nos hacía armar unas torres humanas gigantes. O nos ponía una colcheneta que parecía un trapo y debíamos hacer lo que hacen en las Olimpiadas. Si no queríamos nos gritaba: "Mariconcitos, van a morir en el cuartel". Yo lo miraba y no podía creer que ese señor gordo y panzón nos esté exigiendo ser unos atletas. Luis Enrique, 27 años

[message_box title="Levantaron la mano para recordar también:" type="info" close="yes|no"]

{title}

{introtext} {readmore}

[/message_box]
Visto 1346 veces Modificado por última vez en Miércoles, 17 Junio 2015 12:30
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc