Miércoles, 24 Septiembre 2014 13:14

10. ¿Qué se argumenta a favor y en contra del Servicio Militar Obligatorio?

Escrito por
Valora este artículo
(9 votos)

Qué justifica la persistencia del Servicio Militar Obligatorio y qué dicen quienes lo consideran una institución anacrónica. Orgullo y cohesión, se argumenta por un lado; discriminación y anacronismo, se dice por el otro.

“Las Fuerzas Armadas sin soldados de base no tiene razón de ser”, ha dicho Evo Morales Ayma para negar cualquier posibilidad de que el Servicio Militar deje de ser obligatorio (http://www.eabolivia.com/politica/4667-evo-morales-ratifica-el-servicio-militar-obligatorio-en-bolivia.html). "Bolivia requiere de mucha seguridad", ha afirmado también quien cumplió con el servicio en la Policía Militar y que por ello dice sentir un profundo sentimiento y compromiso con la patria.

En el mismo sentido, un militar retirado voluntariamente, como es el sociólogo Marco Escalera, opina que “una de las funciones del Servicio Militar Obligatorio es crear cohesión, es crear un sentimiento nacional de orgullo… Por ejemplo: recuperar la cualidad marítima. El tema de crear cohesión no es tan simbólico. Nosotros todavía no hemos desarrollado un Estado Nación, todavía somos una neocolonia". Escalera, candidato a Diputado Uninominal para la circunscripción 20 (zona norte de Cochabamba) por el Partido Verde de Bolivia, añade que "un Estado Nación tiene la capacidad de autodeterminarse y, para que te autodetermines mirándote al espejo, tienes que saber de dónde vienes, dónde estás y, sobre todo, hacia dónde vas.  Yo considero que el Servicio Militar tiene que continuar siendo obligatorio, porque, en mi lógica, no hemos constituido todavía un estado nación”.

Los peros...

La investigación Soldados y ciudadanos, realizada a fines de los años 90 por Juan Ramón Quintana (exmilitar y actual ministro del partido gobernante MAS), con el respaldo del PIEB (Programa de Investigación Estratégica en Bolivia), mostró con testimonios y datos "desde dentro" que el cumplimiento del servicio militar resulta discriminatorio desde el inicio, "porque sólo corresponde al sector de la población que tiene menores recursos (tanto económicos como sociales) y que no puede evitarlo" (http://www.revistasbolivianas.org.bo/scielo.php?pid=S1234-43212000000100010&script=sci_arttext). "Encima, viene todo el trato que se da al recluta dentro del cuartel, que viene a reforzar la discriminación e insistir en las jerarquías sociales existen­tes", según comentó los resultados otra investigadora, Alison Spedding: "Y por ende, el presupuesto estatal para los soldados es tan magro que sus familiares se ven obligados a ayudar económicamente a los reclutas, pagando así una 'tasa de conscripción' que puede ser vista como una especie de impuesto adicional y no-reconocido a estos sectores pauperizados".

El propio autor, 15 años después de la investigación, respondió a una entrevista de Víctor Orduna, por encargo del PIEB, de la siguiente manera: A la pregunta de si cree que el servicio militar ha cambiado, Quintana responde: "Yo creo que no ha mejorado en proporción al desarrollo democrático de la sociedad; está rezagado. Tenemos serios problemas vinculados al ejercicio de la autoridad política sobre las Fuerzas Armadas. Los ministros de defensa no logran entender que tenemos que transformar las Fuerzas Armadas, ponerlas en la dimensión en la que se transforma la sociedad; democratizarlas mucho más de forma global.
Incluso, cuando se publicó el libro surgieron algunas propuestas en el Defensor del Pueblo y en la Cámara de Diputados sobre la objeción de conciencia, el voluntariado y la hipotética abolición del servicio militar".

Orduna inquiere: "Era algo interesante, pero es un debate que se disolvió con los años… ". Quintana insiste: "Tenemos un rezago en las Fuerzas Armada y, por lo tanto, un rezago en la gestión democrática del servicio militar obligatorio. Probablemente, en lo que se ha mejorado es en la denuncia; en hacer una denuncia más pública, más abierta sobre la violación de derechos. Creo que se ha mejorado en un tratamiento más cuidadoso de los oficiales a la hora de relacionarse con los soldados pero esto está más relacionado con el cuidado de su propia carrera que con una convicción, diríamos, de respeto al soldado como un igual. Diría que tendremos un ejército moderno, democrático y plurinacional cuando el oficial se sienta igual que un soldado".

Desde la sociedad civil, argumentos en contra de la obligatoriedad adquieren el siguiente cariz:

- El patriotismo, es decir el nivel de amor a la patria, no puede estar demarcado por conductas propias de instintos del reino animal (la violencia)".

- "Vivir nuestro tiempo es rechazar cualquier tipo de violencia y, por lo tanto, cualquier tipo de instrucción que induzca a solucionar problemas de modo irracional".
http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20101005/contra-el-servicio-militar-obligatorio_92668_178714.html

-


Esta Fan page de Facebook está dedicada a Abolir el servicio militar obligatorio en Bolivia

Este video, producido por Pica (programa de informaciones para niños y jóvenes), recoge las propuestas de los jóvenes para el Servicio Militar:

 

Visto 11186 veces Modificado por última vez en Sábado, 27 Septiembre 2014 11:23
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc