Lunes, 15 Agosto 2016 18:50

Banzer fue el único dictador sudamericano en volver a la presidencia mediante elecciones

Banzer, asume la presidencia en 1997 Banzer, asume la presidencia en 1997 internet

Reiventarse fue clave del militar que junto a su partido, ADN, fue protagonista de la política boliviana durante más de tres décadas. En 1997 ganó las elecciones y llegó al poder con el apoyo de quienes persiguió en los años 70: dirigentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Javier Badani / periodista

No hay datos oficiales, pero diversas investigaciones apuntan que durante los siete años que duró la dictadura de Hugo Banzer Suarez desaparecieron de forma forzada 100 personas, hubieron unos 30 asesinatos políticos, más de 400 muertos -entre enfrentamientos y masacres-, 100 torturados, alrededor de 14.000 encarcelados y 19.000 exiliados políticos.

Se trata de cifras desgarradoras que, sin embargo, no pesaron nada el año 1997 cuando el ex dictador terminó ganando las elecciones presidenciales con un apoyo ciudadano del 22.28%. Tampoco las heridas que dejó abiertas en los años 70 frenaron al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) –cuyos líderes sufrieron durante las dictaduras militares- a dar su apoyo a Banzer dentro del Congreso para que éste se convirtiera en el único dictador sudamericano en llegar a la silla presidencial de forma democrática.

A diferencia de otros militares que llegaron al poder a través del uso de la fuerza, Banzer supo reinventarse para transformar su imagen represora por la de un demócrata. En 1979 creó el partido político Acción Democrática Nacionalista (ADN). “Trocó las chaquetas militares por sacos oscuros, enterró su filosofía de ‘al amigo, todo; al indiferente, nada; y al enemigo, palo’ por azucaradas palabras de abuelo tierno”, reflexiona el periodista Martin Sivak en su libro “El dictador elegido”.

Banzer fue protagonista junto a su partido de más de 30 años de vida política boliviana.

Nacido en Santa Cruz en 1926, ingresó a los 17 años al Colegio Militar del Ejército, egresando como subteniente en 1947. Recibió formación en países como Estados Unidos y en la Escuela de las Américas, en Panamá. Fue Ministro de Educación durante el gobierno del general René Barrientos. Y en agosto de 1971 se sumó al golpe en contra de Juan José Torres, tras lo cual llegó al poder.

En 1974, el Tribunal Bertrand Russel de Roma declaró a la dictadura de Banzer culpable de violaciones graves, repetidas y sistemáticas de los derechos humanos, junto a Brasil, Chile y Uruguay.

El informe sobre Violación de los Derechos Humanos en Bolivia, publicado por la Central Obrera Boliviana en 1976, detalla a cabalidad los métodos de tortura utilizados por el régimen militar: violaciones, golpes de puño, quemaduras, introducción de alfileres y astillas, golpes de correas, cortaduras y otros.

El gobierno de Banzer fue parte del Plan Cóndor, operativo de represión instrumentado por gobiernos militares de Chile, Paraguay, Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia para enfrentar a la izquierda.

El régimen banzerista terminó el 21 de julio de 1978, tras una larga huelga de hambre de mujeres de organizaciones sociales, quienes así presionaron al gobierno a llamar a elecciones. Después de unas polémicas elecciones, Juan Pereda Asbún fue el encargado de realizar un golpe en contra de Banzer.

El militar cruceño nunca fue enjuiciado en Bolivia por los años de dictadura. El juicio de responsabilidades -impulsado, entre otros, por Marcelo Quiroga Santa Cruz- nunca se llevó adelante.

Con todo, en 1997, Hugo Banzer Suárez recibió 484.705 votos en las elecciones generales. Le siguió Juan Carlos Durán (MNR) con 396.235 votos, el 18.2%. En tercer lugar quedó Remedios Loza (Condepa), con 373.528 votos, el 17.3%. Al no alcanzar ninguno de los candidatos más de la mitad de votación, el Congreso decidió entre los candidatos con mayor apoyo ciudadano. Banzer, que había ido a las elecciones con la alianza ADN-NFR-PDC, fue elegido presidente con el apoyo del MIR, Condepa y Unidad Cívica Solidaridad (UCS).

Si bien Banzer buscó pasar a la historia como uno de los mejores presidentes del país, su segundo gobierno estuvo marcado por conflictos sociales. El 2000 estalló la denominada Guerra del Agua, en Cochabamba, tras la privatización de los servicios de agua potable. Banzer decretó estado de sitio, pero las protestas se reforzaron en el altiplano paceño. De igual manera, se abrió frentes con los cocaleros, ante su política de erradicación de las plantaciones de la hoja de coca.

Banzer tuvo que dimitir a la presidencia en 2001 debido a un cáncer que al final lo llevó a la muerte en mayo de 2002, a los 75 años de edad.

Visto 2913 veces
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc