Viernes, 12 Febrero 2016 09:32

Santa Cruz: el día libre de ollas y sartenes

Familias comparten comida típica en domingo. Familias comparten comida típica en domingo. Roselin Romero
En el primer semestre de 2015, los restaurantes del país vendieron $US 335 millones. Este 2016 alistan promociones para retener a sus clientes.
Equipo de maestrantes de Comunicación Periodística de la Universidad Evangélica Boliviana*

1. consumidores

En La Casa del Camba, el churrasco para tres personas cuesta Bs 165. Foto: Roselin Romero.

Es mediodía del último domingo de enero. Liliana Rea, su esposo e hijo de 10 años, esperan relajados su orden de pollo grill y chancho a la parrilla con guarniciones.

Están en el restaurante la Casa del Camba Express del 6º anillo, avenida Cristo Redentor de Santa Cruz de la Sierra. Afuera, el cielo describe un preludio de lluvia y la temperatura ambiente no baja de los 28 grados centígrados.

Mientras se acomoda el cabello negro, Liliana explica que desde hace años su familia tiene el hábito de salir a comer fuera de casa todos los domingos y  feriados. “Venimos a comer o llevamos la comida”, explica.

Ella lo expresa con placer porque -aunque sea por unas horas-, se da el gusto de decir adiós a su cocina. Lo que aclara es que sus gastos oscilan entre Bs 100 y Bs 150 por cada salida. No más de eso para no descontrolar el salario familiar. De lunes a sábado, hay comida casera.

 

Así como la familia Rea, en los restaurantes de la urbe cruceña y del resto del país hay un hervidero de personas que decidieron dar día libre a sus ollas y sartenes.

Para el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, las cajas registradoras de los restaurantes no paran de facturar porque los hogares mejoraron sus ingresos.

Esa mejoría, según Arce, en el periodo 2013-2014, se tradujo en que las ventas en los restaurantes del país dieron un salto de $us 523 millones a  $us 635 millones.

La cifra siguió en ascenso en el primer semestre de ambos años porque los comensales hicieron trepar las ventas de comida de $us 292 millones a $us 335 millones.

De hecho, en el registro de las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP), en Bolivia hay 1,2 millones de asalariados que por el aumento de dinero en sus billeteras ya no ven como un lujo salir de casa y darse un gustito los fines de semana.

Según los economistas Waldo López y Teófilo Caballero, el gasto promedio en alimento de los hogares del estrato social medio es del 40% del total de sus ingresos.

Ambos expertos también coinciden en que las ventas de los restaurantes van bien por tres factores. El aumento salarial, la expansión urbana debido a la migración campo-ciudad y la buena salud de la economía boliviana. Eso se refleja en que este mes hay 42.054 millones de bolivianos de circulante en la economía.

Escucha aquí la entrevista completa al economista Waldo López.

 

A Liliana y su familia les gusta comer variado. Visitan tanto La Casa del Camba como pollos KFC o Burger King. Un domingo ordenan comida nacional y otro fin de semana buscan comida china o pollo.

Lo que la mantiene optimista es que los precios de la comida no subieron. “No están ni tan caros ni tan baratos”, dice mientras sonríe.

Vestido con una polera negra y pantalón vaquero azul, el dueño de la Casa del Camba y presidente de la Cámara Nacional de Empresarios Gastronómicos de Bolivia, Juan Carlos Medina explica que debido a la alta demanda, en los dos últimos años han consolidado 19 sucursales express. Por semana atienden a 60.000 clientes.

Aunque sostiene que el día domingo, es el mayor día de atención en este restaurante de comidas típicas, en el último tiempo, la Casa del Camba ha dirigido sus servicios a un sector de la población que pueda consumir su comida todos los días. Así, se asegura comensales en los express toda la semana.

Lo que pasa en la Casa del Camba, pasa en el sector gastronómico. Ha crecido en Santa Cruz. Actualmente hay 200 negocios afiliados a la Cámara Nacional de Empresarios Gastronómicos de Bolivia con licencia y obligaciones impositivas. Medina no niega la existencia de un universo incontable de restaurantes que no están institucionalizados.

3. Estadísticas (2)

La multinacional Burger King registra alta afluencia de clientes.  Foto: Roselin Romero.

 En cuanto a las proyecciones para el 2016, el representante del sector gastronómico expresa que se trata del sector que ha mantenido los preciospara retener a los clientes. Anunció que la buena noticia para los consumidores es que en breve se viene la época de las promociones en los restaurantes.

La mirada de los economistas López y Caballero es que debido a la sombra de la crisis en la economía boliviana, las familias ahorrarán hasta el último centavito y evitarán salir muy seguido a comer fuera de casa.

Cuando escucha la palabra crisis, Liliana sin desdibujar su sonrisa señala que con su familia hará lo posible por seguir saliendo a comer rico fuera de casa, por lo menos los domingos.

 

Escucha aquí la entrevista al representante nacional de los restaurantes, Juan Carlos Medina.

 

Una forma más de medir la pobreza

Comer fuera de casa es una práctica cada vez más popular en todo el mundo y Latinoamérica no es la excepción, así lo dio a conocer un informe del Banco Mundial (BM). Cita por ejemplo, que en Perú, un tercio del total del gasto destinado a alimentos corresponde a comidas en restaurantes o en servicios de delivery (servicio a domicilio).

Esta cifra, no se aleja mucho de países como Estados Unidos, donde el comer fuera de cada representó el 43% del total del gasto en alimentos en 2012.

Por ello, según el estudio del organismo internacional, el consumo de alimentos fuera de casa tiene importantes implicaciones para las medidas contra la pobreza y desigualdad, así como la comprensión de quiénes son los pobres.

2. Empresas 2

La Casa del Camba cuenta con 19 sucursales express. Foto: Roselin Romero.

De acuerdo con las investigaciones, el consumo de alimentos representa una alta proporción en el consumo total en los países en desarrollo. Por ello, debe ponerse interés en la medición de este tipo de indicadores junto con la salud y educación.

Para este análisis se hicieron dos cálculos. El primero contempla el gasto total en alimentos. El segundo diferencia lo consumido en casa de las compras en restaurantes.

Los resultados fueron sorprendentes -registra el Banco Mundial-, al incluir la comida consumida fuera de casa. La tasa de pobreza moderada es 16% más baja comparada con el escenario donde sólo se usó el gasto total en comida.

Lo que indica que una familia que tiene la capacidad de comer fuera puede que no sea tan pobre.

Con zapatos de tacón negro y un andar decidido, Liliana sigue a su pareja. A su lado y con pasitos apresurados la acompaña su hijo de 10 años. El esposo lleva  en su mano derecha una bolsa plástica transparente con seis platos desechables de plastoform. Los Rea tendrán su día de fiesta gastrómica. Para repetirla, esperarán hasta el siguiente domingo.

*  Gonzalo López, Nancy Castro, Ximena Taborga, Roselin Romero, José Alex Severiche, Josué Hinojosa y Fabiola Gutiérrez para el módulo de Periodismo Digital con Boris Iván Miranda. Visita la versión original aquí.

 

Visto 3828 veces Modificado por última vez en Miércoles, 01 Junio 2016 12:32
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc