(115)

Delirios de Papel o la poética de la tontería

Jorge Ernesto Barrón, seudónimo Papel Celofán, participó del II Concurso de Crítica Amateur de Teatro de La Paz con un trabajo sobre la obra Delirios de papel de Chile. El jurado integrado por Liliana Carrillo, Omar Rocha y Toto Torres le otorgó una menciòn especial por"la descripción atenta de los detalles de la obra, asumiendo el papel de espectador que recrea".


Jorge Ernesto Barrón Morales, estudiante
Seudónimo Papel Celofán

Entre varias acepciones, el diccionario define a la persona “tonta” como aquella que obra con ingenuidad o sin malicia y que no se aprovecha de las ocasiones. Es justamente eso lo que nos brinda la obra Delirios de Papel, de la compañía chilena La Llave Maestra: una buena dosis de risas ingenuas e incontables imágenes para guardar en la memoria. Aunque, a diferencia de la definición anteriormente citada, el elenco chileno aprovecha cada ocasión para usar de manera simple y magistral esos metros cuadrados de papel.

Generalmente, cuando vamos al teatro, al entrar al espacio ya podemos tener una primera impresión de la obra al ver la escenografía, quizá un poco del diseño de luces y una que otra vez a actores o actrices esperándonos en escena. En este caso, la primera imagen es una gran hoja de papel, totalmente blanca, como simulando ser un telón. Ésta deja un destello de serenidad y hace pensar que la poesía y lo sublime se apoderarán de las tablas durante los minutos siguientes.

Comienza la obra y golpes agitan el telón para dar paso a un pequeño barco que navega por ese inmenso mar, blanco y vertical. El telón se abre, pero no de la manera convencional, sino por finos cortes en el papel que dejan asomar cabezas, manos y pies de los intérpretes. Éstos emiten sonidos de bebés llorando, bebés riendo que, ayudados por dibujos sobre el papel, hacen tonterías que el público disfruta, tonterías divertidas e inocentes que, a su manera, son totalmente poéticas.

Delirios de papel 2 Alavi

Foto: Sergio Alavi

A partir de ahí, ese gran blanco se pintará más y más para convertirse en vestuario, personajes, objetos y todo cuanto la imaginación de los creadores permita evocar en la del espectador. Porque si algo requiere la puesta en escena es que el espectador sea cómplice, que se despoje de la cotidianidad, de las obligaciones, las urgencias y la importancia que cada uno tiene (o se da), para convertirse en un tonto más.

Acompañando la representación, la operación de luces, precisa, casi milimétrica, se transita por todos los mundos a los que los diferentes sketch llevan, en un sube y baja de emociones, pasando por lo risible, lo romántico, lo absurdo, lo mágico. Eso mágico que parece que sólo el audiovisual puede ofrecer actualmente, La Llave Maestra lo hace posible sobre las tablas, haciendo visible y plausible una gran consigna del clown: que para ser tonto hay que ser tremendamente inteligente.

El último trecho de la obra presenta una celebración, a la que el público se une con aplausos y lanzando bolas de papel. Para que ese ir y venir de papeles entre las butacas y el escenario nos recuerde que las artes escénicas fueron, son y serán siempre un lugar de intercambio; un lugar que nos proporciona encuentros auténticos y reales entre personas vivas y presentes. Y que la celebración continúe, en un escenario vacío, una caja negra, un telón blanco; con el primer destello de luz de una obra y su último apagón.

Ficha técnica

Título: Delirios de Papel
Compañía: La Llave Maestra
País: Chile
Dirección: Edurne Rankin y Álvaro Morales
Elenco: Edurne Rankin, Álvaro Morales, Elizabeth Dastres y Mario Espinosa
Técnico: Walter González
Fecha de presentación: 27 de abril de 2018, FITAZ
Lugar: Teatro Municipal ALberto Saavedra Pérez

Leer también

https://lapublica.org.bo/al-toque/la-paz/item/1207-no-necesita-traduccion

https://www.lapublica.org.bo/al-toque/la-paz/item/1210-un-millon-uno

https://lapublica.org.bo/al-toque/la-paz/item/1211-betun-donde-no-cabe-la-ficcion

Otros festivales, otros ganadores

La Red Boliviana de Periodismo Cultural viene convocando al concurso de crítica amateur desde 2016. Se ha aliado con organizadores de festivales en La Paz y Cochabamba.

Ganadores del primer concurso La Paz en el marco del Fitaz:

Primer lugar: Las trampas del duende. Segundo lugar: Los regalos de Momo. Menciones especiales: ¿Te duele?: tragicomedia en el cuadrilátero y La oscilaciòn de la identidad o No Yo

La primera experiencia en Cochabamba, como parte del concurso nacional Peter Travesí 2017, tuvo su modalidad propia que consistió en laboratorios de prensa y crítica

Y la segunda se hizo durante el Festival Bertolt Brecht 2017, con dos ganadores:

Primer lugar: Chancho, la inversión de una vida

Segundo lugar: Agua que no has de beber

Betún, donde no cabe la ficción

Fernando Botello, seudónimo Limac, participó del II Concurso de Crítica Amateur de Teatro de La Paz con un trabajo sobre la obra de Italia Betún. El jurado integrado por Liliana Carrillo, Omar Rocha y Toto Torres le otorgó el segundo lugar por la "forma en que el texto va tejiendo la ficción con la realidad", además de que "lúcidamente cuestiona la moralina del final, cuando los actores toman la palabra para explicar lo que ya la obra dejó claro".

Un millón uno

Con el seudónimo de "Foin", Sergio Rojas participó del II Concurso de Crítica Amateur de Teatro de La Paz, con un escrito sobre la obra Cosas maravillosas. El jurado integrado por Liliana Carrillo, Omar Rocha y Toto Torres le otorgó el segundo lugar al considerar que en el trabajo, "a la buena redacción se suma una estructura propia que aporta al género de la crítica y ayuda al lector a hacerse una idea paulatina de la obra y a conocer la valoración del autor; una valoración emocionada, sentida, como la de un espectador más".

El estudiante de Literatura convenció al jurado con un trabajo sobre la obra Wasser/Agua que se presentó en la inauguración del Fitaz 2018. El segundo lugar es para Sergio Briant Rojas Montoya y el tercero para Fernando Botello Carranza. Una mención especial merece Jorge Ernesto Barrón Morales. 

No necesita traducción

Con el seudónimo de "Bernardo Alto", Camilo Gil Ostria participó del II Concurso de Crítica Amateur de Teatro de La Paz, con un escrito sobre la obra Wasser/Agua. El jurado integrado por Liliana Carrillo, Omar Rocha y Toto Torres le otorgó el primer lugar al considerar que el trabajo, "además de estar muy bien redactado,  permite tender puentes con la tradición literaria y teatral, así como es capaz de reflexionar sobre una problemática local y global: el agua. Equilibra asimismo y adecuadamente la descripción de la obra con la valoración".

Giampaolo Nalli, el izquierdista

Sereno, bueno, el diablo podía emerger de ese remanso de paz.

 Los espacios escénicos, museos y salas de exposición municipales esperan las propuestas hasta el 2 de octubre de 2017. La convocatoria contempla asimismo a los proyectos y actividades culturales de gran envergadura, nuevos o con trayectoria, por ejemplo festivales.

La cantidad de agresiones contra las mujeres en Bolivia, probablemente no sea mayor que antes de la aprobación de la Ley 348; pero, la crueldad de los ataques constatada en la actualidad es un motivo más de preocupación para las entidades que siguen de cerca la problemática en el país.

Página 1 de 15

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc