Lunes, 04 Mayo 2015 01:29

Eulogio, cuentapropista y ciudadano de la tercera edad

Escrito por

Permanecer activos cuando se llega a la tercera edad es una de las premisas para una vida plena; es decir, una elección para el bienestar mental  y físico. Sin embargo, muchos ancianos en Bolivia están obligados a seguir trabajando para llevar la comida a la casa, pagar las medicinas y hasta criar a los nietos.

Ida Peñaranda / Cochabamba

Eulogio Cachi Tenorio tiene 75 años, arregla máquinas de coser desde hace 25, luego de que dejara de trabajar como sastre, oficio de varias generaciones en su familia. Labura, dice, porque no quiere dejar de hacerlo: “El corazón no se puede quedar en casa”, pero también porque necesita el dinero. Cada día va por distintos lugares en busca de clientes, recorre mercados de barrio, según el día de feria, y visita provincias como Punata, Cliza y Sacaba. Se siente satisfecho consigo mismo porque puede aportar al sustento de la casa, donde vive con su esposa Celestina, de 71 años,  quien atiende una tienda pequeña, y con su nieto que está terminando de estudiar.

Eulogio parece rejuvenecer frente a una máquina de coser a la que debe hacer mantenimiento. La desarma, la aceita y reflexiona sobra cuán buenas eran las primeras máquinas japonesas que llegaron al valle. “Lindas máquinas había en Cochabamba”, recuerda y explica que hasta hace un “tiempo” (10 años), muchos vendían la máquina antigua para modernizarse y comprarse una “chinita”. Pero al final, “lo moderno  duraba poco; cuestión de calidad". Ahora, es difícil pero no imposible encontrar esas primeras máquinas capaces de coser “kilómetros de tela”; si están a su alcance, él sabe cómo ponerlas nuevamente en marcha.

Por dos horas de trabajo en las que deja el aparato como nuevo, Eulogio ha cobrado Bs 30. Pero para ello ha esperado un cliente en el mercado de la Cancha otras dos horas; es decir que en toda una mañana de trabajo ha generado menos de cinco dólares. Está muy difícil la vida, dice refiriéndose a los precios de las cosas que cada vez encuentra más altos; por eso se siente bien por trabajar como ha hecho toda su vida. La diferencia, confiesa, es que la vista no es la misma de antes. ¿Enfermarse? Pues Dios no quiera, porque no tiene dinero ahorrado ni renta para tal circunstancia.

Eulogio dispone de casa propia y eso, al menos, es una preocupación que su familia no tiene. "No imagino lo que haría si tuviese que pagar un alquiler". Como cuentapropista, carece de seguro de salud; aunque el hecho de saber leer --estudió hasta tercero de primaria-- le ha permitido enterarse de que podia apelar a atención gratuita y se ha movilizado, ahora que está sano, para beneficiarse. "He conseguido un sello y puedo ir al hospital Gastroenterológico", donde ya es conocido y por tanto bien recibido. La fórmula del éxito para que la salud pública funcione es contar con tiempo, paciencia y buen estado para caminar: “buscar para encontrar”, concluye con una sonrisa.

El Estado boliviano ofrece atención pública a las personas de la tercera edad que no cuentan con un seguro, pero cubre gastos médicos solamente, no medicinas. Conseguir un seguro privado es muy difícil, sin importar la condición socioeconómica de quien lo requiera. “En el país, a los de la tercera edad no nos miran como un potencial, sino como un problema”, según ha escrito el economista Gabriel loza, ex presidente del Banco Central de Bolivia en “Economía y tercera edad”.

El oficio de Eulogio al parecer está destinado a desaparecer. En su caso, nadie lo heredará. Quizás por eso no esconde ningún secreto ante sus clientes los costureros; al contrario, les enseña todo lo que puede para que traten bien sus máquinas y las reparen cuando él ya no esté para ayudarlos.

En cuanto a sus descendientes, tuvo dos hijos, pero uno murió en un accidente y le dejó tres nietos que criar.  “Sólo uno de estos nietos queda en casa, es soltero todavía y está estudiando para ser mecánico”.

Visto 3836 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Mayo 2015 10:48
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc