Martes, 29 Septiembre 2015 21:34

Cierra el Peter Travesí; teatristas piden cambios de fondo

Escrito por
Afiche del Peter Travesí. Afiche del Peter Travesí. Premio Peter Travesí

Kiknteatr, El masticadero y Iceberg, grupos críticos con el manejo del Premio Peter Travesí, demandan que los ganadores de los tres últimos años sean convocados para reformular la convocatoria, reglamento y funcionamiento del certamen, e incluso la ley que lo sustenta, de ser necesario, de manera que los resultados se presenten este mismo año.

Mabel Franco / La Paz

Un jurado invitado para el Premio Nacional Peter Travesí recibe 800 dólares, en tanto que los grupos seleccionados para participar del certamen obtienen 950 dólares para ofrecer dos funciones, pagar su transporte, alimentación y alojamiento, si acuden de un lugar ajeno a Cochabamba.

Esta realidad es una de las señaladas por los grupos KiknTeatr, El masticadero y Iceberg como prueba del desconocimiento de la actividad teatral y falta de consideración con los artistas por parte de los administradores del premio más longevo para el área en Bolivia. 

Ese problema se suma a otro que había motivado al reclamo de siete grupos seleccionados y un invitado: la programación en un solo día y un mismo escenario de dos grupos, sin prever que para el montaje de las obras en cuestión (Princesas, Morales y Raros) se requiere de tiempo.

Al final, sólo los tres grupos citados mantuvieron su postura de exigir cambios para cumplir con las presentaciones de manera profesional y digna, tanto para los artistas como para el público, y el resto se desmarcó de la protesta, de manera que el 24º Travesí siguió su curso que concluye hoy, día en el que los rebeldes han presentado un comunicado a las instituciones que tienen la tutela del premio: IBART, Dirección de Culturas de la Gobernación de Cochabamba, Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cochabamba y Ministerio de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia.

La demanda concreta es que "los teatristas premiados en las últimas tres ediciones del Travesí sean quienes reformulen la convocatoria, reglamento y funcionamiento del Premio (y, si fuera necesario, la Ley que lo sustenta), y presenten el resultado de su trabajo cuanto antes, este año mismo".

En el mismo sentido, el de la administración idónea, se ha pronunciado Grover Loredo, miembro de Títeres Elwaky, que estuvo a la cabeza del Travesí 2012 y 2013. Como escribió en la sección Opinión del diario Los Tiempos, "el Premio Nacional de Teatro Peter Tavesí Canedo tiene una ley que lo ampara. Los recursos económicos (básicos) que lo respaldan son parte del presupuesto anual de la Gobernación y la Alcaldía, que tienen la obligación de velar por su buen manejo, pero nada más. La organización del evento debe estar en manos de un entidad especializada, cuyas tareas deberían comenzar apenas concluida cada versión del Premio".

Cambios con urgencia

En el comunicado, las cabezas de los grupos, respectivamente Diego Aramburo, Claudia Eid y Paola Oña, reclaman a la organización por "la nula comunicación de su parte hacia nosotros y ante hechos que ya se enmarcan en lo ilícito, que nos son de suma preocupación, porque afectan no sólo a nosotros, sino al quehacer teatral de Bolivia".

Falta de sentido e incoherencia es lo que caracteriza al premio, sostienen, lo que se habría hecho evidente en la persistente falla “logística” en los últimos años.

De hecho, en 2013, la representante de la Gobernación inauguró el festival con palabras duras dirigidas a los conflictivos teatristas, llamándolos a ser propositivos. Aquella vez, el premio tuvo varios escenarios, el principal de ellos el teatro del colegio Laredo, el que en general no convocó a muchos espectadores. Los reclamos al respecto se escucharon en los pasillos, pero finalmente la prensa publicó notas resaltado el éxito de esa versión, tal como ocurrió en 2014. Hoy, 2015, con el conflicto que se hizo público "se cierra el 23º Premio y el panorama no ha mejorado nada".

"El Premio no es tal, sino un concurso y el reglamento defiende cantidad más que calidad", se sigue argumentando en el comunicado. E insiste en que es evidente que la comisión organizadora "no cuenta con el conocimiento ni capacidad para organizar eventos culturales, menos un Premio". Lo que habría quedado demostrado, primero, al negarse esas personas a dotar de espacios para que todas las obras premiadas puedan presentarse y, segundo, con las declaraciones en la prensa en las que amenazaron con "quitarnos el premio y reemplazar nuestras obras en la programación, lo que es totalmente ilegal, ya que el premio otorgado a nuestros trabajos es legal y nuestro reclamo apunta a la tardía e incoherente organización".

La Ley 1190

Cabe recordar que el Premio, que nació en 1990 como respuesta a gestiones desde Cochabamba que derivaron en la Ley 1190 para impulsar el teatro boliviano, tuvo un giro durante tres o cuatro años a mediados de los 90, cuando se decidió convertirlo en un encuentro no competitivo. De esa manera, varios grupos del país fueron invitados a convivir en un mismo espacio durante una semana, compartir sus visiones, pasar talleres con maestros nacionales y extranjeros, pero sobre todo a presenciar todas las obras de sus colegas, algo que no sucede en un concurso en el que muchos grupos no cochabambinos se ven obligados, por motivos económicos, a permanecer sólo días de su presentación.

Reclamos en sentido de que la ley de creación del Travesí establece una premiación y que eso debía respetarse, hicieron que se dejara de lado el encuentro.

En todo caso, la ley es ya anacrónica en sus disposiciones. Por ejemplo, establece que deben ser premiadas obras en las categorías de Drama, Comedia y Comedia Musical. Errores de concepto son evidentes nada más en ese artículo.

El ahora

Así se ha cumplido 24 años de continuidad, con altibajos y conflictos internos. Aramburo (multipremiado en el Travesí), Oña y Eid (también premiada en el concurso) lamentan que ahora, pese a que hubo la oportunidad de conseguir un cambio, otra versión se cierre con el peso puesto en la polémica más que en el trabajo de los premiados. Una versión más, "mal organizada, con irregularidades, reclamos que deben elevarse a públicos ante la incapacidad de los organizadores y administradores de resolver las denuncias y necesidades planteadas". Una versión más, se denuncia, en la que "los jurados otorgan menciones sin ver todas las obras premiadas". Una versión más, en fin, "en la que la gente de teatro se divide y pierde fuerza".

Leer también:

La Secretaría de Cultura del municipio de Cochabamba bajo la lupa

Visto 2321 veces Modificado por última vez en Miércoles, 30 Septiembre 2015 08:13
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc