Viernes, 15 Mayo 2015 18:30

Antenas caseras ayudan a aliviar la lenta conexión a internet en la Unibol

Escrito por
Estudiantes de veterinaria terminan de armar una antena casera. Estudiantes de veterinaria terminan de armar una antena casera. Mabel Franco

Los dos megas de ancho de banda no cambian; pero mejora el acceso para los estudiantes de Cuyahuani mediante intranet. Las antenas están instaladas y en funcionamiento. Es más fácil ahora que los autores de las notas en aymara y castellano, albergadas en el sitio de Jaqi Aru, en La Pública, puedan leerlas y compartirlas.

Mabel Franco / La Paz

Sólo dos megas de ancho de banda para 800 estudiantes, sin contar docentes y administrativos. Así las cosas, el acceso a internet no puede ser más lento, cuando no imposible, en la Universidad Indígena Aymara “Túpak Katari”. Ubicada en la rural Cuyahuani, a dos horas por carretera desde El Alto y camino hacia el lago Titicaca, la universidad no puede para soñar siquiera, por ahora, con que la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) solucione semejante limitación mediante cable; sólo se dispone de internet inalámbrico.

Los estudiantes, muchos de los cuales tienen laptops y todos un celular, se quejan y reniegan, pues para obtener información en la red o para comunicarse como cualquier joven mediante redes sociales, tienen que viajar hasta El Alto, sin remedio.

Una solución interna para amplificar la señal y crear un sistema de intranet se aplica desde ahora gracias a un proyecto desarrollado por Jaqi Aru, la comunidad de jóvenes lingüistas que trabaja para generar contenidos en aymara en las redes digitales, y que se inspiró en similar proyecto puesto en marcha por mARTadero de Cochabamba.

¿En qué consiste esa solución? Pues en la construcción de antenas artesanales basadas todas en cilindros, paralelepídedos o bandejas de aluminio. Cinco de ellas están instaladas ya en los predios universitarios, cuatro de ellas en los dormitorios de varones y de mujeres y una en la biblioteca. Los estudiantes reclaman que el acceso sigue siendo difícil; pero la señal es mejor y entre los estudiantes pueden comunicarse con rapidez.

Antena en dormitorio varones Unibol.

Las antenas caseras aparecen junto a los pilares, en el bloque de dormitorio de varones. FOTO: Mabel Franco

El principio de colaboración ha primado en este proyecto que involucra a estudiantes que profesionalmente se forman en veterinaria, agronomía, ingeniería textil e ingeniería de alimentos. Con la guía de los miembros de Jaqi Aru, formados en el mARTadero, y con el apoyo del colectivo de entusiastas de HackLab, hombres y mujeres se han puesto a soldar, calar, doblar alambre de cobre y armar las antenas haciendo uso, por ejemplo, de envases de vino que se obtienen en la feria 16 de Julio de El Alto o de bandejas de cocina adquiridas en cualquier negocio de objetos para el hogar.

Una vez que la antena está armada, con el cable coaxial que es lo único que se adquiere en una tienda de objetos electrónicos y que es lo más costoso del equipo (Bs 25 la pieza), se conecta a un router de wifi y se puede acceder a la señal amplificada.

Se trata, según coincidieron los impulsores del proyecto (Jaqi Aru y HackLab), así como Mario Palabra, vicerrector de la Unibol, y los estudiantes durante la entrega de los resultados, la mañana del 14 de mayo, de una alternativa para apropiarse de la tecnología, para servirse de ella y no al revés. Son las lógicas de uso las que se quieren revertir y en ello radica el valor de estas antenas.

Estudiante en traje festivo y con una laptop en las manos.

Voces aymaras

En el mismo acto se mostró el espacio que Jaqi Aru tiene en La Pública para difundir, en aymara y castellano, artículos escritos por estudiantes de la Unibol. Como se pudo apreciar, esas notas generan un intenso intercambio de opiniones en las redes, con voces inclusive de fuera del país. Las notas seguirán siendo publicadas a lo largo de este año, una vez por semana. Como dijo Ruben Hilari, cabeza de Jaqi Aru, "un idioma existe en la medida en que se lo usa".

Estos logros son posibles gracias al respaldo económico de la ONG holandesa Hivos, cuya representante en Bolivia, Corina Straatsma, a tiempo de felicitar por estos resultados, sugirió a las autoridades de la Unibol buscar de todas maneras que se mejore el ancho de banda, pues una universidad como la de Cuyahuani, con la infraestructura que va ampliándose y con la perspectiva de que más estudiantes ingresen a formarse, necesita algo más que unas antenas artesanales.

Cabe señalar que en el mARTadero, el internet libre es una realidad que incluye a los vecinos de Villa Coronilla.

Visto 4422 veces Modificado por última vez en Viernes, 15 Mayo 2015 19:22
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc