(115)

Casa Hacker, un hogar para proyectos tecnológicos

 

Las comunidades tecnológicas de La Paz, y del país, disponen de un lugar para reunirse, pasar talleres, desarrollar ideas y, si cabe, crear empresa. Es la Casa Hacker o Bolivia Tech Hub que está abierta para todos quienes tengan un proyecto y quieran afinarlo y compartirlo.

Los Jacobos, una manada de mestizos

En un país en el que 300 mil canes viven en las calles, al menos nueve no sufren por ello. Un callejón en el pasaje de La Tablada, mercado de La Paz, es el hogar en el que reciben mimos, comida, abrigo y, a cambio, vigilan la mercadería. Berta podría ser parte del grupo si no fuese humana.

Inbox

Isabel Pillco pidió que se le haga justicia

La joven alteña falleció la madrugada del lunes en el Hospital General como consecuencia de la golpiza propinada por su pareja David Viscarra. Su asesino fue remitido al Penal de San Pedro.


En lo que va del año, 157 mujeres perdieron la vida como consecuencia del feminicidio y de la inseguridad ciudadana. Por ello, activistas e instituciones que trabajan por los derechos de las mujeres han organizado una mesa de difuntos que se levantará este sábado, a las 12.00, en el atrio de Universidad Mayor de San Andrés.

50 activistas dejan el trazo de una ciudad ideal

 

El II Encuentro de Cultura Viva Comunitaria propone avanzar hacia la apropiación de los espacios públicos, más seguridad para las mujeres y menos criminalización de los jóvenes, trabajo en comunidad e inclusión económica. Activistas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Suiza, Brasil y Bolivia finalizaron así una semana de trabajo en Wayna Tambo de El Alto

Ir a Venezuela como becario del ALBA resulta un vía crucis que comienza en Bolivia. La irregularidad en las comunicaciones y el trato torpe de algunos funcionarios son los problemas con los que se encuentran en el camino. Han partido los últimos becarios en todo caso.

Guillermo Delgado, responsable becas de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional (EGPP) 

El responsable de becas de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional atendió a La Pública luego de conocer las quejas realizadas por dos becarios del ALBA sobre la informalidad con la que se atienden sus trámites o solicitudes.

Hay becarios bolivianos en Venezuela que se quejan porque Fundayacucho, la instancia que gestiona las becas no estaría cumpliendo con los pagos ¿Saben algo al respecto?

Han llegado, más que denuncias, preocupaciones de parte de los chicos porque había dificultad en el tema de la alimentación. Hay dificultad para conseguir alimentos, pues es verdad que Venezuela está atravesando una crisis alimentaria. No es fácil conseguir harina, azúcar, aceite, implementos de limpieza. Cosas que se necesitan y que los chicos, al igual que todos los venezolanos, tienen que hacer fila para conseguirlas. Es cierto que se vive una coyuntura difícil, pero pese a ello Venezuela está cumpliendo. Ellos tienen la asignación básica mensual, si hay alguien que no está recibiendo esa asignación debe avisarnos para que hagamos los reclamos correspondientes.

Si hubiera algún caso de esa naturaleza, la escuela hace inmediatamente el contacto con Fundayacucho, para ver qué pasa y se contacta con la Embajada de Bolivia en Venezuela que es la institución boliviana en ese país que tiene el deber de hacer seguimiento de estos jóvenes.

¿Cuántas quejas o denuncias han recibido?

Son varias, pero en muchos de los caso ha resultado que los jóvenes tenían baja o habían salido de vacaciones y no avisaron a Fundayacucho (…) y ésta al verificar que el estudiante está ausente hace un informe y se les suspende (los beneficios de) la beca, es como en un trabajo. Han ocurrido muchos de esos casos. También ha habido casos en que se les han dado de baja por bajo rendimiento. Son diferentes situaciones. En el caso de la alimentación si hubo quejas, pero nuestras gestiones han concluido con las más recientes medidas adoptadas por Venezuela.

En todo caso, ¿cuáles son los términos y condiciones con los que Venezuela otorga las becas del ALBA en el país?

El gobierno de Venezuela otorga becas en el marco de un convenio que firmó con Bolivia en 2006. Este convenio tiene que ver con la otorgación de 5.000 becas tanto para pre grado, post grado y cursos cortos. El año en que se firmó este convenio, Venezuela se comprometió a llevar la primera parte de los becarios. Hasta el momento 1500 jóvenes bolivianos han sido beneficiados con becas. El 2006 se concedió las ayudas a más de 500 jóvenes, de los cuales solo fueron una parte porque en el proceso unos se arrepienten o no logran cumplir con sus papeles.

El convenio especifica que todos los gastos de los becarios va por cuenta de Venezuela. El primer grupo de becarios se fue el 2006 y hasta 2011 se envió el último grupo de becarios bolivianos debido a la situación que se vive en ese país y que se agudizo con el fallecimiento del presidente Hugo Chávez (1954 - 2013).

Los jóvenes que están amparados en esta beca reciben todos los beneficios desde los pasajes (ida y vuelta). Una vez allá, ellos firman un documento de beca con la institución que se encarga de la administración de las becas que es “Fundayacucho”, una institución del Estado. Ellos deben coordinar directamente con esa institución.

Los beneficios incluyen el pago de una asignación básica mensual, que se les entrega a través de unas tarjetas electrónicas, cubre además el seguro médico, la vivienda y la alimentación, dependiendo de la Universidad, pues muchas tienen una residencia estudiantil. Los jóvenes que van a universidades con residencia reciben, desde junio de 2013, 1000 bolívares y los que no tienen esas condiciones reciben 1500 bolívares.

Hasta el 2013, los becarios que tenían residencia y comedor sólo recibían 600 bolívares y quienes no tenían esos servicios recibían 1000 bolívares. Sin embargo, la crisis que atraviesa el país también les ha afectado y en ese sentido la EGPP ha realizado gestiones con Fundayacucho para que se les aumente esos beneficios.

¿Cómo son realizados los pagos?

Los pagos son realizados a través de una tarjeta electrónica. Es un abono automático, en ese marco los jóvenes nunca han tenido dificultades en cuanto a su desembolso. A partir de junio, por la situación económica, estos jóvenes reciben también alimentación extra, pues Venezuela ha implementado una bolsa en la que se les otorga 14 productos, que van ayudar a paliar su situación porque es sabido que los alimentos no son fáciles de encontrar. Ahora, las universidades que tienen comedor no tienen mayor dificultad.

En cuanto a la vivienda de la misma forma, el mismo gobierno de Venezuela se ha hecho cargo de la vivienda de manera que el becario que reciba su dinero no tenga que pagar alquiler en el caso de que la universidad no tenga una residencia estudiantil, cosa de que lo que recibe el estudiante no tenga que utilizarlo en la vivienda, que es una de las cosas más caras allá.

¿Qué hace el gobierno boliviano para cerciorarse de que estos pagos y compromisos se cumplan con puntualidad?

Hay dos instancias, la EGPP como administradora de becas está en constante comunicación con Fundayacucho que es la institución venezolana con la que se hace el contacto en el caso de que haya irregularidades. A mí me extraña que estas denuncias hayan llegado a la prensa y no así a nuestra institución. La escuela no ha recibido ningún reclamo. Lo que si ha habido son malestares por la situación económica que se han ido paleando con estas medidas que se han implementado a partir de junio, lo que me hace suponer que hay una situación (irregular)… Las cosas tienen un canal, ellos (los becarios) tienen un coordinador en Venezuela a quien pueden informarle de cualquier irregularidad. Podría ocurrir que no les hayan pagado la asignación básica mensual, pero eso se debe hacer conocer por el conducto regular tanto en Venezuela como en Bolivia y hasta ahora no hemos recibido nada. Cuando recibimos algún reclamo la escuela interviene inmediatamente.

Según la denuncia que nos llegó el responsable de los becarios bolivianos en Venezuela no hace caso a los reclamos

Bueno entonces esta la escuela, mi correo y la página web. Pueden contactarse conmigo. Nosotros nos reunimos con los papás de los becarios, ellos nos dan a conocer sus dificultades y hemos acordado que ellos mismos nos pueden comunicar sobre los inconvenientes que puedan estar atravesando los becarios e inmediatamente se busca una solución.

Los becarios que nos contactaron decían que no quieren perder la beca y que por eso no hicieron mayor escándalo, pero que la situación es complicada y muy informal. Uno de ellos incluso aseguraba que no sabía ni siquiera en qué universidad estudiaría…

Podría animarme a decir que eso no es verdad. Cada becario recibe la información a través de la convocatoria. Ahora, efectivamente hubo retrasos en el envío de becarios principalmente en el caso de dos carreras, pero por cuestiones que no están en manos ni de la EGPP ni de Venezuela. La primera vez que se suspendió el traslado fue porque ocurrió un temporal y todas las universidades venezolanas se convirtieron en refugios. El momento en que se habilitaron el periodo de inscripción había pasado. Luego el presidente Chávez renunció y pasó una serie de acontecimientos que fueron retrasando los envíos. De estos temas tienen conocimiento cada uno de los becarios porque mantenemos contacto con ellos.

El último grupo fue becado en 2011 y tenían que viajar en 2012. Sucedieron todos estos acontecimientos y no fueron ese año y tampoco en 2013 por todas las dificultades que estaba atravesando ese país. Nosotros también velamos por ellos pues si se los van a llevar les pedimos que nos garanticen la estabilidad de los jóvenes. No se les avisa con cinco o seis días de anticipación.

Los becarios que partieron este año fueron notificados en junio para que confirmen si van a viajar para que se realice la compra de pasajes, que conlleva un proceso administrativo. Nuestra página web tiene todas las publicaciones de aviso.

Pude visitar la embajada de Venezuela con uno de los becarios y éste reclamó por el poco tiempo de anticipación con el que le avisaron de su partida, ellos le dijeron que era porque la universidad había abierto un plaza a ultimo rato y ni bien se enteraron le llamaron...

En junio la embajada pide la confirmación. La embajada transmite esa información a Venezuela y desde allí se compran los pasajes. Es todo un trámite. Una vez que se aprueban los viajes nos comunican. Esta comunicación nos llegó el 22 de septiembre y nosotros hicimos la publicación y les llamamos. Además, Venezuela por su parte hace su convocatoria ya desde el 22 de septiembre. Estos jóvenes tenían ese tiempo para decidir si iban o no. Si bien el proceso es rápido, cuando se notifica no es con ese espacio tan corto de tiempo.

¿Se tienen registros de estas notificaciones?

La publicación está en nuestra página. En ella se especifica el nombre del becado, la gestión en la que fue beneficiado con la beca, el número del carnet de identidad, la Universidad en la que va a Estudiar y el estado venezolano donde va a estudiar. Creo que esa denuncia no corresponde.

Días antes del viaje la Embajada les llama a una reunión. Hablan con el Cónsul les comunica como están las cosas en el país y como es Venezuela. Inclusive en esa reunión ya los jóvenes pueden decidir si van o no.

¿Van continuar enviando jóvenes bolivianos a Venezuela?

Este programa de becas está suspendido indefinidamente. La embajada no está enviando más becarios, sólo estos que estaban pendientes, que era una deuda con Bolivia y que nos están saldando, pero no ha habido ningún otro programa de becas abierto bajo ese programa becas del ALBA.

Página 12 de 15

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc