Martes, 06 Mayo 2014 13:23

OpenStreetMap

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Historieta sobre OpenStreetMap Historieta sobre OpenStreetMap Imagen liberada bajo licencia CreativeCommons

Al escuchar el nombre de este movimiento podemos sentir, en Bolivia, que es algo extraño, lejano. Pero OpenStreetMap (OSM) es un proyecto que está activo en el país y en constante movimiento desde 2008. Si mantiene el nombre en inglés, es porque se trata de una megamovida que se articula en todo el mundo. En un sentido literal vendría a ser un “mapa abierto de calles”, lo que ya da algunas luces para entender por dónde va.

María Julia Ruiz / Cochabamba

Página oficial:http://osmcbba.github.io/

En Twitter:https://twitter.com/osmcbba

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lista de Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Reuniones: Todos los sábado de 10.00 a 14.00 en el espacio HackLab Cochabamba (mARTadero)

El OSM es un proyecto de cartografía colaborativa, es decir para crear mapas, que además sean libres y editables; es un mapa callejero gratuitode todo el mundo, creado por una siempre creciente comunidad de entusiastas de los mapas. Utilizando la misma hermenéutica de Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Wiki), los ciudadanos aportan a la información para que la use cualquier persona en el mundo, incluso de manera comercial.

Los mapas se crean utilizandoinformación geográfica capturada con diversos métodos, desde dispositivosGPS móviles,ortofotografías, hasta mapas impresos en papeles sobre los que se va dibujando para después fotografiar dicho dibujo y cargar la información en internet.

Lo que hace el proyecto es cartografiar en el mundo todo cuanto se desee, y, recalca Marco Antonio Frías, coordinador del OSM Cochabamba, “cuando digo todo, puede ser desde una roca, una rosa, un poste de luz, una línea de transmisión de energía, hasta rutas, límites nacionales e internacionales… todo lo que sea tangible se puede cartografiar; depende del ciudadano, porque el OSM es hecho por ciudadanos y para ciudadanos que si sienten que cartografiar una rosa es útil para ellos, lo hacen y está perfecto”.

En Cochabamba funciona de manera semipresencial, hay algunas reuniones físicas, pero sobre todo se trabaja en “la nube”; es una actividad no lucrativa y voluntaria, los simpatizantes donan lo que pueden y todo aquel que participa pone su pasión y sus recursos para movilizarse y cartografiar. A futuro, la comunidad aspira a constituirse en fundación, para garantizar su sostenibilidad.

Los integrantes se reúnen cada segundo sábado de mes para organizar actividades y especialmente para que el encuentro presencial les permita conocerse y que tengan la certeza de que alguien les va a dar la mano, señala Frías.

¿Para qué ocupan su tiempo estas personas, si ya hay Google Maps?, podría ser la pregunta. Y el movimiento de OSM responde con un ejemplo: si uno consulta un mapa de Google, buscando un restaurante, es probable que aparezca una cadena transnacional de restaurantes que ha pagado para ser visible, y no sabremos que dos casas más allá hay un restaurante con comida diez veces mejor, pero que no ha pagado. Y así funciona todo.

OpenStreetMap surge, pues, con un concepto de conocimiento “libre”: de derecho al acceso libre de datos públicos; que promueve la libertad del ciudadano para cartografiar lo que le interesa y encontrar lo que busca entre posibilidades lo más amplias posible. Frías cita un caso de Alemania, donde una comunidad de personas con capacidades diferentes cartografía todos los lugares con acceso y facilidades para movilizarse en silla de ruedas; en contraposición, los lugares que no son amigables con este tipo de discapacidades son “penalizados” pues se los incluye denotando en el mapa construido, esa restricción o limitación.

La gente participa, con diversas herramientas, desde distintos lugares; muchos turistas llegan a Bolivia y son ellos los que contribuyen enormemente a incrementar el banco de datos de OSM en Cochabamba y en el país. La afluencia promedio de entradas de información y actualización de mapas en Bolivia ronda las 4.000 al mes aproximadamente.

La interacción en redes del OSM tiene características particulares, porque utiliza dominios distintos a los comerciales, y tiene una propia plataforma de cuentas de usuario, como una red social de cartógrafos que conversan e intercambian opiniones; “la idea es que la gente se relacione y trabaje en comunidad; para participar sólo hace falta el interés, todos pueden cartografiar con un programa y el acceso a la plataforma a través de internet; sólo se requiere disponer de una cuenta, se guardan los datos y a los dos minutos se pueden ver el dato en el mapa”.

Los logros

El principal logro de OpenStreetMap Cochabamba tiene que ver, como en muchos otros países, con las epidemias y los desastres naturales, momentos en los que se necesita saber por dónde movilizarse para llegar, por ejemplo, hasta los damnificados. Tras las inundaciones en Trinidad (Beni), Ixiamas (La Paz) y poblaciones Yuracarés sobre el río Chapare en Cochabamba, de principios de 2014, el Gobierno, mediante Defensa Civil, solicitó al Equipo Humanitario de OpenStreetMap (HOT) el trazo en el mapa de todas las carreteras, vías fluviales y edificios, para la elaboración de rutas de acceso; “si no, había que pagar al Instituto Geográfico Militar por fotos con copyright, que cuestan entre 20 a 70 dólares la hoja; cartografiar toda Trinidad, Ixiamas y el Chapare hubiera costado un riñón”, comenta Frías. http://wiki.openstreetmap.org/wiki/ES:2014_Bolivian_Floods

En ese sentido, la lucha de OSM también se relaciona con Open Data, que promueve el acceso a la información de manera abierta y libre, es decir sin restricciones decopyright,patentes u otros mecanismos de control.

La construcción de alianzas debe fortalecer su accionar. Una de ellas, que se pondrá en marcha en breve, se ha logrado con la facultad de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), para dar talleres a los estudiantes y que de esta manera aprendan a usar las herramientas de mapeo de manera óptima. Las relaciones con mARTadero y la Fundación Imagen permite a OSM lograr visibilización en el ámbito cultural y de patrimonio.

En la actualidad trabaja con la ONG Senda Vida(https://www.facebook.com/SendaVidaBolivia), para el uso sostenible de rutas de senderismo, bicicleta y otras actividades relacionadas con el aire libre y con la Comunidad SIG y UniSIG, en la difusión sobre sistemas de información geográfica a nivel América Latina.

El futuro

Twitter es la fuente oficial de información del OSM porque permite un flujo continuo; aún no se ha iniciado movimiento en Facebook porque, como asegura Frías, se necesita construir una estrategia para llegar a la gente y motivar su participación. Según él, no es tarea fácil, pues “el boliviano no se cuestiona sobre una segunda opción; hay sociedades que sí se motivan, por su tipo de cultura, como los japoneses, los holandeses, los alemanes, los norteamericanos y los franceses que lideran el OSM en el mundo, pues cartografían sus países con sumo detalle”.

En los planes figura un acuerdo conGeoBolivia (http://geo.gob.bo), que como comunidad base proveerá datos abiertos a todo usuario de la Infraestructura de Datos Espaciales del Estado de Bolivia, sea boliviano y/o ciudadano del mundo, además de coordinar clases y conferencias con todos los ministerios para incluir el proyecto en los planes gubernamentales.

Marco Antonio Frías ilustra apasionadamente sus sueños con el movimiento que lidera, y explica cuáles son los varios caminos a seguir, como fotomapeos con globos de helio a los que se acoplan dispositivos que fotografían sin usar satélites: es más económico, se opera cerca del suelo terrestre, sin nubes que entorpezcan la visión y así se consiguen imágenes aéreas de alta calidad.

Otro proyecto es la generación de rutas cicloturísticas, que ya tiene avances en la ruta Cochabamba–Apote (cerca de Tiquipaya), no por la carretera, sino campo a través; la ruta Cochabamba–Vinto, por las vías antiguas del tren; y Cochabamba–Mizque, también por Albarrancho y senderos alternativos. Igualmente se está trabajando en la captura de las rutas fluviales con un dispositivo móvil, para guiar el descenso de ríos o el balsismo, conocido internacionalmente como rafting. Es una gran forma de atraer turistas, dice Frías.

OSM trabaja con cualquier comunidad que requiera encontrar lugares, objetos y conocer rutas. Con datos concretos de mapeo, por ejemplo calles con gran cantidad de bares o lugares de la ciudad donde más asaltos se producen, se puede acudir a las autoridades para demandar soluciones.

Otro público objetivo es el de los niños. Hoy, éstos tienen acceso al teléfono celular y fácilmente podrían usar esta herramienta para jugar a “Buscar el mapa del tesoro”: con un programa especial, que utiliza GPS, pueden moverse por la ciudad buscando lo indicado, “algo que, además de divertirles, les ayudaría a conocer su propia ciudad”.

Visto 4063 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Diciembre 2014 17:41
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

Más en esta categoría: « EABlogs Wikimedia Bolivia »

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc