Sin transparencia gubernamental también se puede hacer periodismo de datos porque hay información que puede ser capturada de otras fuentes, como las académicas, las legislativas o judiciales, que no dependen exclusivamente del gobierno; incluso los datos pueden provenir de fuentes privadas.

¿Y si los pacientes elevasen la voz?

Una ley de salud desde la perspectiva del paciente. Ésa parece ser la tendencia en el mundo y quizás la clave para que la medicina en Bolivia incorpore en la terapia conceptos como el buen trato, el tiempo adecuado para la atención de las personas, el derecho a la segunda opinión médica y la apertura de la información clínica al propio paciente.

La Ley del Ejercicio Profesional Médico en Bolivia determina que el historial clínico de una persona es de uso exclusivo del médico. Si un paciente necesitase acceder a él necesita una orden fiscal. Reformas en ese sentido son una realidad en Perú y Chile, donde se van abriendo los datos, sin por ello afectar el derecho a la intimidad y confidencialidad de los pacientes.

El buen trato es salud

El "enfermo objeto". Esta concepción se halla detrás de las largas filas en los hospitales, citas postergadas, atención apresurada y otros problemas asociados con el tiempo que un médico dedica al paciente. El diagnóstico no depende solamente de radiografías o laboratorios, también de la forma de vida, trayectoria familiar y profesional, de su experiencia vinculada con la enfermedad, de sus angustias frente a su pronóstico, información que no se obtiene en 10 minutos.

El derecho a la segunda opinión es ley

La Ley 3131 reconoce a los pacientes el derecho a la segunda opinión médica. Sólo que esta perrogativa no es muy publicitada, no está reglamentada y se hace de difícil cumplimiento en el seguro público sobresaturado. En todo caso, los seguros privados están obligados a ofrecerla y hay algunos que, si se solicita, garantizan incluso una tercera.

La Pública convoca a un segundo concurso a nivel nacional, siempre con el objetivo de motivar el uso de herramientas digitales para revelar temáticas que preocupan al ciudadano. Esta vez se trata de mirar el barrio, de hablar con los vecinos para identificar y luego narrar en video, fotos y un breve texto algún problema que requiere urgente solución. El plazo de entrega vence el 19 de junio de 2016.

Un mapa que habla

Durante más de un año, casi 100 testimonios escritos por jóvenes aymaras han sacado del anonimato a comunidades que no destacan en el mapa de Bolivia, de tan pequeñas que son y tan alejadas de los centros urbanos que se encuentran. Hoy, esas poblaciones y otras más conocidas están en la web y en dos idiomas: castellano y aymara.

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc