Jueves, 28 Mayo 2015 18:19

El calvario de Nancy Huallpa no es el cáncer, sino el sistema de salud

Escrito por
Nancy Wallpa pide  el acceso a la salud gratuita a las puertas del Ministerio de Salud FOTO: Carla Hannover Nancy Wallpa pide el acceso a la salud gratuita a las puertas del Ministerio de Salud FOTO: Carla Hannover

Nancy Huallpa padece cáncer que le detetaron hace seis meses. Acaba de cumplir 44 años y sabe que sus días están contados. No tiene un seguro de salud ni los recursos para hacerle frente a la enfermedad. Sin embargo, ha decidido exprimir hasta la última gota de su energía para pelear por el derecho a la salud universal y gratuita. “Marcharé y llevaré mi cruz hasta que mi cuerpo me lo permita”, dice.

 Carla Hannover / La Paz 

Los últimos 20 años, Nancy Huallpa se ha dedicado a ayudar a los más necesitados. Familiares, amigos, vecinos e incluso a algunas personas con las que compartía la calle donde vendía zapatos. Hace seis meses carga su propia cruz desde que se enteró que está en la la lista de pacientes que padecen cáncer en el país. 

En noviembre de 2014, cuando luchaba por tener la custodia de sus tres sobrinas, a quienes su padre había abusado sexualmente, el médico que la atendía le entregó un certificado en el que le diagnosticaban una neoplasia pulmonar. “Yo pensé que era una neumonía más. No sabía qué quería decir eso, así que en la audiencia a la que asistí con mis sobrinas aproveché para preguntarle al médico forense qué quería decir eso. Asustado, él me dijo que era cáncer. Mi mundo se derrumbó”.  

Nancy es comerciante de zapatos usados. Recientemente, dice, la asociación de gremiales la expulsó de la organización porque ella presentó y exigió un proyecto de salud para su sector. Ahora ofrece sus zapatos donde puede, “en alguna acera libre en el centro”. No tiene seguro de salud y se ha resignado a morir porque tarde se enteró de su padecimiento y sus ingresos no le alcanzan para beneficiarse de uno de los tratamientos que se ofrecen en la seguridad privada. Esto la ha llevado a iniciar una lucha para que el sistema de salud boliviano mejore principalmente para quienes padecen su mal.

“Ser enfermo de cáncer en Bolivia es vivir de medicamentos que reducen el dolor pero que no curan; es ver cómo muchos pacientes cuentan las horas para que alguien muera y puedas ocupar su cama en el Hospital General; es oír los gritos de dolor de los enfermos terminales que están en la sala pidiendo ayuda y es ver a los médicos con una enorme frustración por no poder hacer nada porque no hay con qué”, cuenta Nancy, quien ha sido testigo de todo ello desde que asiste al hospital para paliar sus dolencias.

 

Los casos de cáncer van en aumento

En Bolivia no hay cifras exactas sobre el número de pacientes con cáncer. Los datos más actualizados y referidos al tema son los que lanzó el año pasado el informe sobre el Cáncer en las Américas, que señala que en el país el 2013 han fallecido a causa de este mal alrededor de 6.936 personas (3.955 mujeres y 2.984 varones), principalmente por cáncer de cuello uterino, de estómago y de pulmón. Pacientes cuya realidad se asemeja a la de Nancy, pues en opinión de los expertos esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en los sectores de escasos recursos.

Según ese informe, entre 2000 y 2010 la tasa de decesos por cáncer se ha reducido en países como Brasil, Chile, Paraguay, Argentina, Canadá, Estados Unidos, México, Nicaragua y Venezuela. En el caso de Bolivia, las cifras van en aumento.

Cansada de su situación, el martes 26 de mayo Nancy salió a las calles junto con sus compañeros de lucha para exigir al Estado el acceso a un sistema de salud digno y gratuito. A las 11.30, esta mujer de 44 años llegaba a San Francisco cargada de una enorme cruz de madera. Encabezaba, junto con otros pacientes de cáncer y VIH, una tímida manifestación que había partido tres horas antes de la Ceja de El Alto y que culminó, poco más de 10 kilómetros después, en las puertas del Ministerio de Salud.

“¡Pueblo escucha únete a esta lucha!” “¡La salud es para todos!” gritaba Nancy ya casi sin voz ante la mirada indiferente de los transeúntes, quienes acostumbrados a los petardos, los gritos y los bloqueos que a diario toman La Paz parecen haber perdido la sensibilidad y solidaridad ante estas causas. Esa mañana, la marcha que emprendió Nancy junto con otros pacientes que padecen cuadros tan graves como el VIH, problemas renales y diabetes, entre otros, denunció con su cuerpo el precario sistema de salud boliviano.

“Se necesita con urgencia atención de calidad, infraestructura, medicamentos y un acelerador líneal para combatir al cáncer, las máquinas que tenemos son del año 50”. En otras palabras: “¡Mayor presupuesto para salud!” Para este año, el Estado ha designado 15.464 millones de bolivianos para el sector salud que serán destinados principalmente al pago de salarios, mantenimiento de los centros hospitalarios y medicamentos, entre otros.

Ya en El Prado, a pocos metros del Ministerio de Salud, lejos de ser atendidos por la ministra del ramo, Ariana Campero, Nancy y sus compañeros fueron recibidos por una hilera de policías que ante los reclamos señalaron que “resguardaban el edificio del Ministerio de Salud y la seguridad de los funcionarios”. La marcha finalizó con la promesa de una reunión con los asesores de la ministra.

“Nos reunimos el miércoles 27 de mayo y nos pidieron que enviemos una carta con todas nuestras demandas… No se qué harán luego con eso”, dice Nancy. Lo que sí sabe es que va a exprimir hasta la última gota de su energía para lograr la construcción de un hospital oncológico en La Paz.  “La máquina con la que nos hacen radioterapia no está funcionando desde ayer. Les hemos informado a los del Ministerio de Salud y dicen que la harán arreglar lo antes posible”, comenta quien de a poco va perdiendo la esperanza de días mejores. “El cáncer no sólo ha destrozado mi vida, también se está llevando la alegría de mi familia, mis hijos ya no son los mismos de antes, solo se preocupan por mí porque saben que cualquier rato voy a tener una crisis”, solloza.

 

Visto 4237 veces Modificado por última vez en Martes, 09 Junio 2015 16:08
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc