Sólo hay dos oncólogos en la capital chapaca, ningún pediatra en la especialidad, por lo que el diagnóstico es tardío. Las familias optan por buscar ayuda en La Paz, Santa Cruz y hasta Argentina

Martes, 21 Julio 2015 16:41

Estado de coma...

Detección tardía, ausencia de salud preventiva, carencia de infraestructura y de recursos humanos especializados, falta de atención de calidad y con calidez... la lista de pendientes en materia de salud es evidente y lo dicen las historias de enfermos de cáncer, males renales crónicos y quienes portan el VIH en Bolivia.  Y si "vivir bien" es todavía difícil en el país, al menos se podría morir con dignidad, plantean algunos ciudadanos.

El Hospital de Clínicas de La Paz es uno de los tres nosocomios públicos del país al que pueden acudir pacientes con cáncer que no tienen seguro médico y carecen de recursos económicos sufientes. Un recorrido por las salas de oncología y radioterapia muestra el descuido de los ambientes donde se intenta devolver la salud a los pacientes.

Según datos oficiales de la OMS, la enfermedad renal crónica es ya una epidemia global. Se considera que el 10% de la población mundial está afectada por este "asesino silencioso". Y no hay un término más apropiado para una afección que suele mostrar síntomas sólo cuando ya es irreversible y los únicos tratamientos posibles, diálisis y trasplante, son altamente costosos e invasivos. En Bolivia, el número de especialistas resulta irrisorio si se considera la cantidad de enfermos que amenaza con multiplicar los 2.231 pacientes terminales actuales.

Se requiere infraestructura, recursos humanos, equipos, medicamentos y ajustar los protocolos. Ésas son las conclusiones del Defensor del Pueblo respecto de la situación de los establecimientos que tratan el cáncer infantil en Bolivia. Las muertes tienen que ver, principalmente, con la inaccesibilidad del tratamiento.

Los datos de 2012, los últimos sistematizados por el Ministerio de Salud, según Rodolfo Rocabado, jefe nacional de Epidemiología, hacen evidente la tardía reacción ante un mal que afecta sobre todo a las mujeres. Esta situación que encarece el problema de salud en el país son varias se debe sobre todo al manejo reciente y lento de información propia capaz de orientar políticas de prevención y de atención oportuna.

El largometraje, con recursos como el videoclip y la animación, llega a las salas paceñas con dos funciones benéficas en favor de las familias de niños con cáncer. Se proyectará el jueves 16 de julio en la Cinemateca y el martes 21 en el Multicine, para luego ingresar en el circuito comercial.

Nancy Huallpa padece cáncer que le detetaron hace seis meses. Acaba de cumplir 44 años y sabe que sus días están contados. No tiene un seguro de salud ni los recursos para hacerle frente a la enfermedad. Sin embargo, ha decidido exprimir hasta la última gota de su energía para pelear por el derecho a la salud universal y gratuita. “Marcharé y llevaré mi cruz hasta que mi cuerpo me lo permita”, dice.

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc