Miércoles, 07 Mayo 2014 18:31

Ciberactivismo, jugando a hacer política

Una imagen que, aunque conocida, sigue provocando un ras por la espalda cuando se navega por Internet, es la máscara de V de Vendetta, un ícono del cual se ha apropiado el grupo hacker Anonymous.

Anonymous, cuyo lema es “Somos legión, no perdonamos, no olvidamos, espérenos”, se ha caracterizado como un grupo ciberactivista que se expresa y activa acerca de varios temas de libertades y derechos en web. Se ha expresado a favor de la libertad de expresión, de la libertad en web, del acceso libre al conocimiento y en contra de regímenes totalitarios o de acciones políticas que encuentra injustas.

Eliana Quiroz, ciberactivista

En Bolivia se manifestó interviniendo en sitios web estatales y de empresas de telecomunicaciones en tres oportunidades: en contra de la construcción de la carretera que pasaría por el TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure), en lo que se llamó #OpBolivia; en contra de la eliminación del plan 3x300 contra la empresa Tigo,#OpTigo, y en contra de la decisión del Tribunal Constitucional que dio paso a la reelección de Evo Morales como presidente, #NoaLaReeleccion.

A pesar de la seriedad de los temas que trata y de la solemnidad de su apariencia, hay que recordar que Anonymous surgió en el mundo como un juego en la red 4chan y, en parte, su estética sigue siendo una propuesta lúdica de jugar a ser un justiciero.  

Pero no todos los ciberactivistas tienen esa imagen; en general, son gente de apariencia común y corriente que, eso sí, entiende internet como un espacio de lucha, un espacio político. En Bolivia hay algunas manifestaciones de este carácter, como se puede ver en el reportaje de este mes del periódico digital La Pública. Lo extraño es que estos ciberactivistas no consideran que estén haciendo política, lo que en parte es efecto de la deslegitimación del sistema de partidos en su rol de mediador político. Se produce esta paradoja en la ciudadanía que hace política, pero no la piensa como tal, porque existe un pudor de pensarse como un actor político, y entonces prefiere decir que lo que hace es “quejarse”.

Los jóvenes ingresan a estas actividades ciberactivistas jugando. Jugando a ser de Anonymous; jugando a disfrazarse de caracol que va lento por las calles como lento es nuestro Internet, tal cual pasó el anterior fin de semana en Cochabamba; jugando a ser un ciudadano, riendo, animándose entre ellos a participar en la esfera pública, con muchos sueños de un mundo mejor, más justo. Se ha dicho que Anonymous es la nueva megaconciencia mundial.

El punto sobre el cual quiero llamar la atención es la participación política de los jóvenes, de la cual se dice que es escasa o inexistente. Me parece que, de alguna manera, es verdad. Muchos de los y las jóvenes dirían que no hacen política porque la política es de los políticos, ellos y ellas más bien “se quejan”, pretenden un mundo mejor y para ello juegan a ser justicieros y, a veces, lo logran.

Esa distancia en la noción de “lo político”, a nivel de políticos y jóvenes, está marcando un divorcio entre grupos sociales, una negación del otro: de parte de los políticos a los jóvenes, y viceversa. Ambos se ven a sí mismos como los que hacen lo correcto, mientras el otro está equivocado. Es una muestra de intolerancia. En esta situación, podemos pensar que ¿hay espacio para la construcción ciudadana en convivencia social?

Mi propuesta es, mejor juguemos a entender al otro y a entender sus códigos, a jugar en sus términos sin tomarlos ni tomarnos muy en serio, a disfrazarnos de los otros, a tener muchas vidas. Ésa es una manera de construir convivencia activa y, les puedo asegurar, es muy divertida.

Visto 4520 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Diciembre 2014 18:04
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc