Viernes, 22 Julio 2016 13:48

El historial clínico es propiedad del paciente

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)
El historial clínico es propiedad del paciente Javier Badani

La Ley del Ejercicio Profesional Médico en Bolivia determina que el historial clínico de una persona es de uso exclusivo del médico. Si un paciente necesitase acceder a él necesita una orden fiscal. Reformas en ese sentido son una realidad en Perú y Chile, donde se van abriendo los datos, sin por ello afectar el derecho a la intimidad y confidencialidad de los pacientes.

En el Centro Médico Internacional Hope se levanta un acta digital de cada paciente. Todo queda registrado en su historia médica, incluso los rayos X que son digitales. “Podemos así compartirla con el paciente, no la vemos como algo nuestro, privado”, explica Johannes Trepp, analista y responsable de administración.

El médico Sergio Armaza, uno de los profesionales bolivianos que es parte de la planta encabezada por el norteamericano W. Kevin Browles, amplía: “Lo que la persona debe tener claro es que el historial médico es de su propiedad. No sólo porque él paga por los exámenes y el tratamiento, sino porque es su salud. Tenemos un código que el paciente puede requerir para acceder a su historia clínica, también podemos enviarle todo por correo electrónico o entregarle los originales si los requiere: la copia queda con nosotros. Y cada documento está con las firmas del médico”.

¿Hay algún otro centro que haga lo propio en La Paz? “Hay varios que ya tienen el historial digital, pero ninguno lo abre al paciente. Al hacerlo, nosotros somos más transparentes; nos parece muy bien que la persona disponga de su información para, por ejemplo, buscar otra opinión”, dice Armaza.

Difícil hallar otro centro público que haga lo que el CMI en Bolivia y la ley ampara tal decisión. Ocurre que desde 2005, año en que fue aprobada la Ley 3131 del Ejercicio Profesional Médico, hay documentos que se consideran de “uso exclusivo” de éste. El artículo 10 lo especifica: la historia clínica entra bajo esa exclusividad.

"Artículo 10°.- (Documentos Médicos Oficiales). Bajo el resguardo y custodia del establecimiento de salud son de uso exclusivo del médico, siendo los siguientes:

  1. Expediente médico
  2. Historia clínica
  3. Consentimiento informado.
  4. Informes de procedimientos auxiliares de diagnóstico y tratamiento
  5. Certificado médico.
  6. Informes médicos
  7. Certificado de mortinato.
  8. Certificado de nacido vivo
  9. Certificado de defunción
  10. Protocolo de autopsia.
  11. Informe pericial
  12. Hoja anestésica
  13. Interconsultas.
  14. Descripción del procedimiento quirúrgico
  15. Epicrisis
  16. Transferencias
  17. Informes médico legales.
  18. Recetas médicas".

Termómetro en punto álgido

termómetro

En la Caja Bancaria, privada, se tiene prohibidísimo a los pacientes acceder a su propio historial. Erika Roth Bredow, asegurada en esa entidad en La Paz, lo solicitó e incluso intentó tomar una foto para enviar los datos a un especialista en Chile, habida cuenta de que su niño estaba enfermo y ella quería estar segura del diagnóstico y el tratamiento. “Me armaron un lío; me dijeron que son las normas, que hubo problemas en casos de pacientes que consultaron con otro médico”.

Erika consultaba asimismo a un médico particular. “No me negó el historial, pero como que se resintió cuando se lo solicité”, dice esta mamá.

“Da miedo pedirlo”, coincide Arturo (que prefiere proteger su identidad), quien sufre de sinusitis y ha transitado de la Caja Petrolera a especialistas particulares. “Me han enviado a sacarme radiografías y otros estudios; las placas las tengo, pero nada más. No sé qué me habrán hecho”.

Cynthia Rivero, psicóloga y madre de dos hijos, dice que “el mismo pediatra los atiende desde que nacieron hasta ahora que son veinteañeros; pero nunca se me ha ocurrido solicitar el historial”. En muchas ocasiones, “que he llevado a uno de los chicos a otro médico, al dentista, a emergencias de un hospital cercano, me han preguntado sobre qué tipo de medicamentos ha tomado antes o cosas así, y ni idea. Me hubiese servido mucho tener el historial para que el médico nuevo sepa de qué se trata el problema mejor que si empieza de cero”.

¿Y por qué no se lo pide al pediatra? “Me da miedo. Es muy buena persona y no quiero que piense que desconfío”, dice Cynthia.

La lógica del paciente parece indicar que el historial es un documento que le pertenece e interesa a él, en primer y último lugar. Pero la práctica en Bolivia muestra que quien menos derecho tiene de acceder a ella es justamente el paciente.

La explicación la ofrece el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, quien defiende que el documento, con el detalle que lleva: de actuaciones de médicos, enfermeros, laboratorios, exámenes, etc., es de rigurosa propiedad del centro hospitalario, “ni del médico siquiera”, en la medida en que así “se garantiza la confidencialidad del estado de salud del paciente”. ¿Qué sucede si es el paciente, o el tutor de éste, el que lo solicita?: “No sabemos con qué fines podría ser solicitado; existe además el riesgo de adulteración”.

Que la gente encuentra que la norma la afecta negativamente, que la priva del derecho de acceso a información valiosa, lo dicen las personas a través de Facebook, en respuesta a una solicitud de La Pública, tal cual se aprecia en los mensajes aquí reproducidos. La pregunta general fue: ¿Alguna vez los dejaron acceder a su historial clínico?

Mario Viveros
Nunca.

Patricia Castillo Ribera
No! ni sacar fotocopia para poder consultar a otro médico.

Erlan Walter
Nunca. Pedí una vez y me dijeron que MI historia es propiedad de la Caja de Salud. Que de ninguna manera me la daría.

Tamara Nuñez Del Prado
No jamás y ojo, al ser tu información, además sensible, tú tienes el derecho de acceder a ella.

Yianni Alvarez Yero
Por lo general no te muestran la historia, sólo los resultados de análisis y exámenes del momento.

Beatriz Brun
En la caja bancaria de Cochabamba perdieron mi primer historial clínico, nunca lo encontraron, comenzaron otro, y falta lo más importante.
Ya no cuento con ese seguro y nunca me dieron ni una copia de nada...

Vivi Deasta
Privado si, público no (público me refiero a Caja de seguro), no te dejan sacar ni siquiera tus exámenes, a no ser que acompañes de una carta de para qué, cómo y por qué.

Gaby Negra
Yo estuve internada un año en un público, 6 cirugías y nunca pude acceder a mi expediente. Sólo a un par de radiografías que me hicieron del mismo asunto pero cuando no estaba internada. Y te cuento algo interesante: en mi última intervención quirúrgica aproveché para solicitar la ligadura de trompas y me dijeron que sólo me la harían si mi marido firmaba el permiso o si yo tuviese ya siete hijos. Plop! Te imaginarás mi respuesta: yo, ni marido ni hijos.

Y sin embargo de los testimonios y de la Ley 3131, hay excepciones.

Yana Alkho
Yo no he tenido problema alguno ni con médicos privados ni con públicos.

Henrry Velarde
Sí, me dejaron acceder... sin inconvenientes,

Sandra Claros Merida
Sí, pero el médico ya era más que médico un amigo... Después no te lo muestran.

Olga Alejandra Colpari
Depende de la voluntad de las enfermeras; no te prestan nada, pero si te toca alguien bueno, es posible sacarle fotocopias... Me refiero al servicio público, en el privado tú tienes todo en tu poder, y cada reconsulta llevas los exámenes que requieres para comparar.

Andrea Asin
Con el seguro de APS sí, de hecho, por orden de la doctora saqué copias a todo mi historial para poder tener a mano mis análisis y todos los detalles en caso de tener el bebé de emergencia y que ella no esté presente (yo estaba embarazada).

Experiencias así de negativas y que ponen en tela de juicio no la custodia del historial, sino las restricciones de acceso, se cuentan así:

Vero Mendizabal
Mi hijo ha estado internado un año en un hospital público y no me dejaban ver ni los resultados de los análisis. Después nos fuimos a una privada y ahí, a petición mía, me dieron una copia completa de su historia clínica.

Anita Botelho
Mi mamá estaba sin diagnóstico en coma y quisimos saber el resultado de los exámenes y mientras venia el médico estábamos hojeando el expediente; el médico armó tal trifulca que cuando reclamamos su exagerada reacción nos ofreció sacarnos con la seguridad del hospital... mi mami falleció a los dos días sin que sepamos xq... el médico solo ofreció su sentido pésame

Dennis Vc
En el seguro público solicité el resultado de una doble cirugía que me practicaron, la primera cesárea y la segunda miomectomía, en el materno infantil me dijeron que lo remitirián al policlínico, en el policlínico nadie sabe nada, volví al materno y fue la misma historia, un círculo vicioso... en resumen un desastre.

Xime Humerez Irusta
Nunca me dejaron acceder ni públicos ni privados, y lo peor es que cuando preguntas el motivo de tu enfermedad no te lo dicen; les preguntas qué puedo hacer para evitar que se repita porque me dio esto y no te responden, sólo te llenan de medicinas. Y te recetan sin pedirte análisis, son pura suposiciones. Claro que no todos, hay doctores y doctoras muy profesionales; pero quienes se portan bien conmigo resulta que son mis amig@s.

Veronica Claros Zelada
Mi papá ha estado delicadísimo por varios años, es asegurado en el seguro universitario, solicitamos el historial para pedir otra opinión en Santa Cruz, nos pidieron una carta de solicitud, nos han brindado alguuuunas fotocopias, según ellos " lo más importante" ... entre lo no fotocopiado, la firma de mi papá de la tercera edad para no realizarse una endoscopía; días después, en Santa Cruz nos enteramos de que tenía várices esofágicas que podían reventar en cualquier momento y desangrarse internamente... ahora nos damos cuenta de que esa endoscopía era fundamental y desde nuestra ignorancia no lo sabíamos, no se nos explicó el riesgo de no hacerla. En santa cruz nos facilitan todo el expediente, todos los análisis, nosotros tenemos nuestro propio folder… una maravilla… pero en Cochabamba es una barbaridad.

Ese documento estratégico

historiales

Un historial clínico es un documento legal que, explica Cruz, podría tener un uso jurídico. De ninguna manera, añade, un centro hospitalario, ni público ni privado, se lo otorgaría al paciente si no media una orden fiscal y, aun así, sólo entregaría una copia legalizada.

Lourdes Navia Ramallo
En la caja bancaria de Santa Cruz, solicité que por favor sólo me indicaran qué antibióticos se usó en mis cirugías, debido a que soy alérgica a casi todo. Como ya no tengo el seguro, necesitaba la información para otra cirugía. Se negaron a mostrar todo e indicaron que pida con orden fiscal.

No es que el paciente se vea privado del todo del acceso a sus propios datos, dice Cruz, pues está abierta la posibilidad, a petición del interesado, de que se le facilite un informe médico en el que se certifique la atención que se brindó al paciente, por supuesto sin todo el detalle del otro documento.

Toño Calasich
Generalmente, sólo acceden a elaborar un informe médico.

La sospecha de que usa el concepto de confidencialidad por razones que trascienden el interés del paciente, se hace evidente en más de los testimonios.

Beatrice Carrasco
Buscando una opción de tratamiento en el exterior para un niño internado en un hospital público que padecía una enfermedad crónica en estado avanzado, logramos conseguir un centro especializado en Argentina que tenía toda la disposición de ayudar. Se dificultó la gestión porque no pudimos obtener la historia clínica ni un informe médico. Violaron los derechos de ese niño y le negaron una esperanza de vida. Tanto hermetismo en el manejo de las historias clínicas genera susceptibilidad y sospechas. ¿Por qué se niega al paciente acceder a SU historia clínica?, ¿se respetan los protocolos para elaborar las historias? ¿se realizan con responsabilidad los diagnósticos y los tratamientos y se registran adecuadamente en las historias? No hay que buscar muy lejos para seguir viendo las deficiencias de nuestro sistema de salud. Si bien es un problema estructural también hay un tema de actitud de muchos médicos. No sería justo poner en la bolsa a todos, hay médicos de vocación que hacen un gran trabajo, pero hay otros que no.

Elbha JC
Muy cierto todo! Previa a la cesárea me pusieron la anestesia en la médula! Tuve complicaciones serias, internada una semana y me enteré que fue a raíz de la inyección al hojear mi historial, cuando entró el médico se molestó mal! Y mandaron a la psicóloga! Cuando pedí mi historial, había sólo el 50% de medicinas que me habían suministrado. Comparé con las fotos que tomé.

Marion Oblitas Roig
El pediatra que atendió a mi nieto no detectó que tenía hidrocefalia, y cuando le pedimos el historial para llevarlo a la Argentina, nos dijo que no lo encontraba; le causó un daño irreversible, pues tiene una discapacidad del 75%, y eso que fue cada mes a su control desde que nació y yo le decía a mi hija que le veía algo raro a mi niño. Cuando ella se lo comentaba al médico, le contestaba que no me meta. Lo odio.

Vero Mendizabal
Yo también lo odio. A mi hijo casi casi no lo salvamos porque su pediatra me decía que yo era una histérica y que él sólo estaba resfriado. Tenía meningitis

Marion Oblitas Roig
A mí me mandó un recadito diciéndome metiche y, ya ves, la abuela no se equivocó, lo odio.

La historia clínica, como se podrá deducir, es un documento que puede ser usado como prueba en procesos judiciales por negligencia médica, en vista de que, se presupone, es redactado en el momento de la atención, según protocolo, y no luego de que se presenta la denuncia.

Mario Viveros
Sospecho, por decirlo suavemente, que los médicos guardan en reserva/secreto sus errores que lastimosamente son generalmente puestos bajo tierra. Algo hay que hacer… Una yapita. Cuando el error/negligencia es evidente, conforman un tribunal de ética y adivinen qué, son los mismos médicos que a lo más le jalan la oreja al infractor. Así nomás es.

Patricia Vargas
Una vez solicité el historial médico de mi papá, me dieron largas hasta que fui con una carta, para que la firmen, en la que más o menos decía "será responsabilidad de la clínica lo que le suceda a mi papá por su negligencia".

“Por el bien del paciente”

 

El médico Cruz defiende que el historial clínico debe permanecer bajo total resguardo del centro médico, pues de lo contrario podrían filtrarse datos delicados para el paciente. Y cita el caso del exmagistrado Gualberto Cusi, sobre cuya enfermedad se supo públicamente por una infidencia de Juan Carlos Calvimontes, quien era entonces nada menos que el ministro de Salud.

Lisbeth Montenegro
En los seguros de salud no te dan tu historia cínica, queda en archivo en Kardex; según el reglamento interno de funcionamiento y el manual de funciones, el paciente debe ser informado sobre su estado de salud en general, sobre su tratamiento y también tiene derecho al resguardo de privacidad, y al secreto profesional. Sin embargo, cuando uno trabaja al interior de un hospital, existen historias clínicas que tienen registrado datos muy personales e íntimos, como por ejemplo, las veces que se hizo un aborto, las veces que ingresó por intoxicaciones o intentos de suicidio; hay un registro de las veces que se contagió con ETS (enfermedades de transmisión sexual) y demás. Para resguardar el derecho a la privacidad del paciente o el asegurado, no se entrega a nadie la historia clínica, a no ser con requerimiento fiscal. Sin embargo cuando un paciente es transferido de un hospital a otro, hacen una hoja de ruta y adjuntan los diagnósticos y el tratamiento, y se van referidos. Toda persona puede solicitar su historia clínica con requerimiento fiscal. No hay una Ley de Protección al Paciente, se da por sobreentendido que la atención médica es perfecta. Yo guardo mis carnets de seguros y las de mis hijos de todos los seguros donde hemos estado. Seguramente allá tendrán bien guardadas y archivadas las historias clínicas.

La preocupación por la seguridad de los datos lleva al médico Cruz a desconfiar de la vía digital para elaborar y compartir el historial clínico, método que, por otro lado, está vigente en Estados Unidos desde hace dos décadas y que se difunde en otros países para agilizar el manejo de información en el sistema de salud. “Alguien podría acceder a esos datos. Peor si los enviamos al paciente por internet, pues nada garantiza que un familiar entre a la computadora y sin querer se entere de algo que el interesado quiere mantener en total reserva”, dice la cabeza de los galenos en Bolivia.

En Madrid (España) los ciudadanos disponen de un servicio web de acceso a la historia clínica digital que, se argumenta, “les permite (a los interesados) consultar un conjunto de informes clínicos sobre su salud y tener garantizado que cuando se desplacen fuera de la Comunidad de Madrid y requieran asistencia sanitaria, estos informes clínicos estarán disponibles para los profesionales del Sistema Nacional de Salud que le atiendan”. Sobre la confidencialidad, se garantiza que “sólo usted y los profesionales sanitarios que deban atenderle podrán acceder a esta información y siempre mediante un certificado electrónico”. 

Las ventajas son inmensas, como defiende para Argentina Carlos Tajer, jefe de Cardiología del Hospital El Cruce, pionero a nivel público en el uso de esta tecnología: "La historia clínica electrónica es un gran avance en medicina, porque permite salvar vidas". Tajer lo dice en medio de un debate sobre el riesgo del manejo de datos en internet (con antecedentes como Wikileaks, Snowden o Panama Papers), aunque, "en países donde no hay información estadística sobre muchas patologías, como la Argentina, la cuestión central no es el temor al uso de los datos, sino las ventajas de contar con un registro electrónico de las enfermedades y los tratamientos utilizados". 

Tania Delgadillo Rivera
Interesante el tema. Pues no, nunca tuve acceso. Y este tema en Perú, hace varios años, fue objeto de discusión pero no sé si se logró algo. Creo que no.
Pero vale la pena debatirlo y exponer como derecho a la información.

Cuando el paciente defiende su bienestar

En Bolivia no existe una ley que defina las cuestiones de salud desde el punto de vista de los pacientes. Los derechos y deberes de éstos son parte de la Ley 3131, redactada desde la perspectiva de los médicos: de hecho, se llama “ley del Ejercicio Profesional Médico”.

Excepciones hay algunas en la región latinoamericana.

En Chile, por ejemplo, rige desde 2012 la ley 20.584 que regula los derechos y deberes que tienen las personas en relación con acciones vinculadas a su atención en salud, la que abre el acceso a la ficha clínica (historial) de la siguiente manera:

“…la información contenida en la ficha, copia de la misma o parte de ella, será entregada, total o parcialmente, a solicitud expresa de las personas y organismos que se indican a continuación, en los casos, forma y condiciones que se señalan:

     a) Al titular de la ficha clínica, a su representante legal o, en caso de fallecimiento del titular, a sus herederos.
     b) A un tercero debidamente autorizado por el titular, mediante poder simple otorgado ante notario…”.

En Perú, la Ley 26.529 de 2009 dedica un capítulo a la historia clínica y dice sobre la titularidad: “El paciente es el titular de la historia clínica. A su simple requerimiento debe suministrársele copia de la misma, autenticada por autoridad competente de la institución asistencial. La entrega se realizará dentro de las cuarenta y ocho (48) horas de solicitada, salvo caso de emergencia”.

¿Qué tanto anota?

Gonzalo Maldonado Rojas
Alguna vez vemos lo que apuntan los médicos en el papel... leemos palabras sueltas... este tema (la historia clínica) tiene que ver con la manera y conveniencia de la gente de conocer lo que escribe el médico.

En ningún protocolo que se adopte para la elaboración de la historia clínica se prevé el aspecto que menciona Gonzalo. En los hechos, lo que escribe el médico de cuanto el paciente le confía es un misterio para éste. Y pareciera obvio que así se proceda. Sin embargo, como ha comprobado la Dra. Leana Wen, médico de emergencias de un hospital de Boston, la solicitud de una paciente de ver lo que ella escribía la ayudó a corregir errores en sus notas y con ello a dar un diagnóstico preciso.

Sin embargo, experiencias que van más allá del acceso al historial, que llegan incluso a la corredacción de la información básica entre médico y paciente, se desarrollan y parecen mostrar beneficios.

En el artículo titulado “Cuando el paciente lee lo que su médico escribe” (Selecciones, febrero 2015), Wen cita el cambio que desde 1996 se ha operado en Estados Unidos respecto del acceso al expediente clínico que, si bien antes de esa fecha estaba prescrito en la ley, se dificultaba por los engorrosos trámites.

No es solamente la presión de la gente en Estados Unidos la que hace ver la necesidad de mayor apertura, sino las ventajas que se han hecho evidentes en el sistema de salud una vez que se ha posibilitado la participación activa del paciente en el levantamiento de su expediente. Una experiencia realizada en 2010 por el médico internista Tom Delbanco y la enfermera investigadora Ian Walker, llamada Open Notes (Notas abiertas) --pese a la oposición de no pocos médicos que temían demandas y formas de mal uso de la información--, la iniciativa mostró resultados “espectaculares”: “un 80 por ciento de los pacientes que veían sus expedientes dijeron entender mejor sus transtornos y ejercer mayor control sobre su salud”. Además: “dos tercios afirmaron que se atenían mejor a las prescripciones”.

Roger Cortez Hurtado
La investigación demostrará que los pacientes, aquí (en Bolivia), como en varios otros países, no son dueños de su propia información y que las reglas institucionales (de seguros, clínicas, hospitales, etc.) violan el derecho que nuestra Constitución consagra al respecto. Buena iniciativa la tuya para revertir una situación aberrante.

Visto 6330 veces Modificado por última vez en Sábado, 23 Julio 2016 17:19
La Pública

La Pública es un proyecto que busca crear y gestionar espacios para el ejercicio ciudadano a través de redes sociales y fuera de ellas, articulando para ello el periodismo digital y el activismo.

fb htw hyt h

lp15

 

La Paz - 71597592
Cochabamba - 71786333
Santa Cruz - 71528022

 

cc